Cuban economy Newsfeed.


Theme RSS Feeds Start Page

Cuba sugar harvestTourist Guide Cuba

More articles about the Cuban economy from the Cubaverdad archive

Economía Cubana

Información de varios fuentes en castellano y ingles sobre la economía Cubana. Datos económicos sobre Cuba de la prensa internacional.

Wed, 28 Jun 2017 00:43:11 +0000


06/27/2017 09:21 PM
The Dark Side Of Tourism in Cuba
The Dark Side Of Tourism in Cuba

14ymedio, Zunilda Mata, Viñales, 27 June 2018 — At the entrance to Calle
Obispo a guide explains to her customers the restoration works in the
historical center of Havana. A few yards away, the line to exchange
currency is full of foreigners and in the corner bar one hears English,
French and German. Tourism is shaping the face of several areas of Cuba
and becoming a problem for their residents.

"In this neighborhood you can't even walk," complains Idania Contreras,
a resident of Obrapía Street in Old Havana and a law graduate. "At first
people were happy because the area improved economically, but little by
little the tourists have been taking over all the spaces and this is
less and less like a neighborhood where people live."

As a consequence of the increase in tourism, prices have also
risen. "Now buying fruits in the markets is a headache because they are
hoarded by the people who rent to tourists," adds Contreras. "A
pineapple never costs less than 20 Cuban pesos because the private
restaurants in the area can pay that amount, because they sell the
tourists a piña colada for three times that price," she explains. In her
view, those mainly affected are the citizens themselves who can't afford
these prices.

Contreras, who worked for a few months in a real estate management
office, says housing prices are also up in the area. "The price per
square meter has exploded around the Plaza de la Catedral, the Plaza de
San Francisco and the streets where it is most profitable streets." She
also says that these areas are beginning to look like the center of
Barcelona or Venice, where fewer and fewer families are living.

However, she acknowledges that "the problem has not yet reached the
point of other cities in the world that receive many more tourists," but
she is concerned because there are no "public policies to alleviate the
problems we are already experiencing."

Contreras's biggest fear is that there is only talk of the positive side
of tourism, while some streets in the area are already showing symptoms
of congestion and tourism activity aggravates the problems of waste
treatment and water supply.

Several regions of the island face the challenge of absorbing an
increasing number of travelers despite the precariousness of their
infrastructure. Among the areas most affected by the avalanche of
visitors are the Viñales valley, the city of Trinidad, the Varadero
resort area and the Cuban capital.

"It is very difficult for a Cuban to rent a room because homeowners
prefer to rent only tourists," warns Gustavo, a handicraft seller near
the Casa de la Trova in the city of Trinidad, which was declared a World
Heritage Site by UNESCO in 1988 and is now an obligatory stop on many of
the package tours.

"This whole area is focused on foreigners," he says. The salesman, born
on the outskirts of Trinidad, believes that there are many people who
benefit from tourism, but on the way he has lost the city he knew as a
child. "Now it has been commodified and everything has a price, even
people," he laments.

In all the tourist hubs, along with an increase in private businesses
there is also an increase in prostitution. "At night the discos are full
of yumas, foreigners, with young girls and it is a really pitiful show
for our children," notes Gustavo.

"[Tourism] is more positive than negative because 30 years ago this city
had old and beautiful houses, but nothing more," says the seller despite
his reservations about this economic sector.

Carlos and his two children live on the road to Viñales. Coming from a
family of farmers, they now sell fruit at a stand by the side of the
road. "Most of our customers are foreigners coming and going from the
Valley," says the farmer. He hasn't gone into town for two years
because, he says, "you can't take a step with so many tourists."

The winding road that leads to Viñales also suffers with the increase of
vehicles. "It's a rare week that there is not an accident in this
section," recounts Carlos while pointing to one of the curves near his
house. The number of travelers interested in the area seems to have
grown, but the seller points out that the streets and roads remain the
same and that no expansion has been undertaken.

Carlos's closest neighbors have a thriving business that offers
horseback rides to travelers. They gain much more from
these "ecotours" than they could sowing beans or tobacco, another change
that is due to the avalanche of visitors. "Before this was predominantly
a farming area with strong traditions, but now everything is being
lost," he says.

A few yard away, a tobacco drying shed stands with its gabled roof and
its walls made of logs. In the interior, a peasant shows a dozen
tourists how the leaves re dried. "This shed has been set up for groups
who want to see how the process is done, it's pure showcase," says
Carlos. "In this town everything is already like this."

Source: The Dark Side Of Tourism in Cuba – Translating Cuba -
http://translatingcuba.com/the-dark-side-of-tourism-in-cuba/
06/27/2017 09:14 PM
El lado oscuro del turismo
El lado oscuro del turismo
ZUNILDA MATA, Viñales | Junio 27, 2017

A la entrada de la calle Obispo una guía explica a sus clientes las
obras de restauración del casco histórico de La Habana. A pocos metros,
la cola para cambiar divisas está repleta de extranjeros y en el bar de
la esquina se escucha hablar inglés, francés o alemán. El turismo va
moldeando el rostro de varias zonas de Cuba y convirtiéndose en un
problema para sus residentes.

"En este barrio ya no se puede ni caminar", se queja Idania Contreras,
vecina de la calle Obrapía en La Habana Vieja y graduada en Derecho. "Al
principio la gente estaba contenta porque la zona mejoró económicamente,
pero poco a poco los turistas se han ido cogiendo todos los espacios y
esto se parece cada vez menos a un barrio donde vive gente".

Como consecuencia del aumento del turismo, los precios también han
subido. "Ahora comprar frutas en los mercados es un dolor de cabeza
porque las acaparan los dueños de casas de rentas", agrega Contreras.
"En el mercado una piña no baja de 20 CUP porque los restaurantes
privados de la zona pueden pagar esa cantidad, ya que venden a los
turistas un vaso de piña colada por tres veces ese precio", explica. En
su opinión, los principales afectados son los propios ciudadanos, que no
pueden asumir esos gastos.

Contreras, que trabajó unos meses en una oficina de gestión
inmobiliaria, asegura que las viviendas también van al alza en el área.
"El metro cuadrado se ha disparado alrededor de la Plaza de la Catedral,
la Plaza de San Francisco y las calles más rentables para alquilar".
Sostiene, además, que esas zonas se empiezan a parecer al centro de
Barcelona o Venecia, donde cada vez hay menos familias viviendo.

No obstante, reconoce que todavía "el problema no ha llegado al punto de
otras ciudades del mundo que reciben mucho más turismo" pero se muestra
preocupada porque no existen "políticas públicas para aliviar los
problemas que ya estamos viviendo".

El mayor temor de Contreras es que solo se habla de la parte positiva
del turismo, mientras algunas calles de la zona ya muestran síntomas de
congestión y l la actividad turística agrava los problemas de
tratamiento de residuos y de suministro de agua.

Varias regiones de la Isla enfrentan el reto de absorber un número
creciente de viajeros a pesar de la precariedad de su infraestructura.
Entre las zonas más afectadas por la avalancha de visitantes están el
valle de Viñales, la ciudad de Trinidad, el balneario de Varadero y la
capital cubana.

"De noche las discotecas están llenas de yumas con muchachas jóvenes y
es un espectáculo realmente lamentable para nuestros hijos"
"Aquí es muy difícil para un nacional alquilar una habitación porque los
propietarios de casas prefieren rentar solo a turistas", advierte
Gustavo, un vendedor de artesanías en las cercanías de la Casa de la
Trova en la ciudad de Trinidad, declarada Patrimonio Mundial de la
Humanidad por la Unesco en 1988 y paso obligado de numerosos paquetes
turísticos.

"Toda esta zona vive enfocada hacia los extranjeros" asegura. El
vendedor, nacido a las afueras de Trinidad, cree que hay mucha gente que
obtiene beneficio con el turismo, pero por el camino se ha perdido la
ciudad que conoció de niño. "Ahora se ha mercantilizado y todo tiene un
precio, hasta las personas", lamenta.

En todos los polos turísticos, junto a los negocios privados también
aumenta la prostitución. "De noche las discotecas están llenas de yumas
con muchachas jóvenes y es un espectáculo realmente lamentable para
nuestros hijos", apunta Gustavo.

"[El turismo] es más positivo que negativo porque hace 30 años esta
ciudad tenía casas viejas y bonitas, pero nada más", opina el vendedor
pese a sus reservas hacia este sector económico.

En la carretera hacia Viñales viven Carlos y sus dos hijos. Procedentes
de una familia de agricultores, ahora venden frutas en un puesto a la
vera del camino. "La mayoría de nuestros clientes son extranjeros que
vienen o van hacia el Valle", cuenta el campesino. Hace dos años que no
va hasta el pueblo porque opina que "no se puede dar un paso con tantos
turistas".

La zigzagueante carretera que lleva hasta Viñales también se resiente
con el aumento de vehículos. "Es rara la semana que no hay un accidente
en este tramo", cuenta Carlos mientras señala a una de las curvas
cercana a su casa. El número de viajeros interesados por la zona parece
haber crecido, pero el vendedor destaca que las calles y caminos siguen
siendo los mismos y que no se han realizado ampliaciones.

Los vecinos más próximos a Carlos tienen un próspero negocio que ofrece
paseos a caballo a los viajeros. Ganan mucho más con estos ecotours que
sembrando frijoles o tabaco, otro cambio que se debe a la avalancha de
visitantes. "Antes esta era una zona bien guajira, con fuertes
tradiciones, pero ahora todo se está perdiendo", cuenta.

A pocos metros, una casa de tabaco se alza con su techo a dos aguas y
sus paredes hechas de troncos. En el interior, un campesino muestra a
una docena de turistas el secado de las hojas. "Esta casa ha sido
preparada para los grupos que quieren ver cómo se hace el proceso, es
pura vitrina", asegura Carlos. "En este pueblo ya todo es así".

Source: El lado oscuro del turismo -
http://www.14ymedio.com/economia/lado-oscuro-turismo_0_2243775604.html
06/27/2017 09:11 PM
Las condiciones de Donald Trump
Las condiciones de Donald Trump
26 de junio de 2017 - 11:06 - Por LUIS LEONEL LEÓN

Bienestar y desarrollo sin libertad es un espejismo, una trampa, un
imposible. Las más prósperas y democráticas sociedades contemporáneas lo
siguen demostrado
@LuisLeonelLeon / llleon@diariolasamericas.com

Pareciera inevitable: Donald Trump funciona como un liberador de
pasiones. Y su mirada hacia Cuba no es ni será la excepción.

Hace unos días viajó al teatro Manuel Artime de Miami para firmar, ante
cubanos y cubanoamericanos, sus directrices para con el castrismo.
Además de sus seguidores asistieron quienes al darle su voto anhelaban
cancelar el acercamiento promovido por Barack Obama, que no pocos de sus
críticos han calificado de extremadamente permisivo y a favor del
régimen, pero no de los cubanos. Criterio que comparte un amplio sector
del exilio y de la oposición interna, representada también en el evento.

La presencia de Trump desató fogosidades a ambos lados de la balanza.
Unos le agradecieron, otros reclamaron acciones más radicales contra la
dictadura y no faltaron los que automáticamente atacan todo lo que dice
o hace el presidente (sobre todo los entusiastas de Hillary Clinton que
aún no aceptan la derrota electoral, perdiendo de vista, o asumiéndolo,
que con tal de no que aceptar a Trump a veces terminan abrazando a
Castro). Así suelen ser las pasiones de los anti-Trump.

"Respetaremos la soberanía de Cuba pero nunca daremos la espalda al
pueblo" y "hasta que los cubanos no tengan elecciones libres y partidos
políticos legales, no levantaremos las sanciones al régimen cubano",
dijo Trump. Nos guste o no el presidente, los cubanos que vivimos en
democracia ahora podemos exigirle el cumplimiento de estas promesas. En
ello deberíamos concentrarnos.

¿Antes qué pasó? En sus ocho años de gobierno, a pesar de lo que arguyan
sus fanáticos, Obama no actuó bien con los cubanos, con el pueblo. No
era difícil prever que su apretón de manos con Castro -en el supuesto
caso de que fuera una estrategia para acabar la dictadura- no
funcionaría. Es una actitud ilusa, o de confabulados, proyectar que un
sistema que nunca ha hecho solo guiño de querer cambiar nada, iba a
dejarse asfixiar por un abrazo de reconfortante economía.

Hay quienes defienden que lloviznando la isla de "capitalismo"
(refiriéndose a retomar los negocios por cuenta propia que el castrismo
permitió en los años noventa y que luego asfixió) los cubanos podrán
acceder a la libertad. Idea que trueca la ecuación que hasta ahora ha
funcionado en el mundo. Muchos quisiéramos poder asumir la esperanza de
que una economía de timbiriche, que es a lo más que se puede aspirar en
el sistema cubano, traiga libertad y prosperidad al ciudadano promedio.
Fortalecer el capital de ese inescrupuloso Estado policial, eso sí. Pero
el camino al progreso es y será siempre al revés: primero la libertad.
Bienestar y desarrollo sin libertad es un espejismo, una trampa, un
imposible. Las más prósperas y democráticas sociedades contemporáneas lo
siguen demostrado.

No hay que ser muy listo para darse cuenta que los beneficios de la
apertura que Obama pactó con Castro son para la clase privilegiada del
régimen y sus adeptos. Basta escuchar el testimonio de los cubanos que
no temen contar la verdad, los opositores, que son parte del pueblo y
que desde el mismo día de la visita de Obama a La Habana, sufren el
aumento de la represión mientras las empresas estatales, controladas
cada vez más por los militares, se enriquecen, fortalecen y le dejan
bien claro a sus trabajadores que ellos son los capataces de la
plantación de los Castro.

Viéndolo en el contexto de las Américas, casi dos años después de la
muerte de Hugo Chávez y en medio del declive de Nicolás Maduro, el trato
de Obama con Castro, maquinado a espaldas de los legisladores
cubanoamericanos y de los opositores al régimen, fue un regalo de tanque
lleno en medio de una carretera desértica. Una entrega de casi todo a
cambio de nada, como reclamaron tantos exiliados.

Incondicionales de Obama expresan que su abrazo legitimador al régimen
hizo crecer el espíritu emprendedor del cubano. Otra gran falacia. Los
cubanos han sido tan emprendedores como otros pueblos, pero en 1959
Castro hundió al país en el totalitarismo donde no caben los
emprendedores, a no ser los alineados al Estado, por lo que en ese caso
no podemos hablar de sociedad civil sino precisamente de su contrario,
el Estado.

Otro daño profundo a nuestra nación es la vulgar cultura de
sobrevivencia impuesta por el castrismo que afecta a más de una
generación. Es lamentable que el espíritu emprendedor se vea obligado a
reducirse a puestos de ventas de croquetas (las grandes paladares y
cadenas están en manos del régimen) y el cubano sigua mendigando todo,
incluso el más mínimo "permiso" de libertad. Un derecho que jamás fue
condición de Obama para restablecer relaciones.

Por estos días hay quienes han intentado comparar los discursos de Trump
en la Pequeña Habana, en un teatro repleto de cubanos libres, y el de
Obama en La Habana, ante un auditorio mayormente formado por cubanos
presos del régimen y de sus propios temores, frustraciones, penas,
complicidades.

En su mediático discurso en La Habana, no sé si por el peso de su ego,
por su ceguera, o por resbaloso contubernio, Obama afirmó,
equivocadamente, que con su visita enterraba "el último resquicio de la
Guerra Fría en el continente americano". También dijo, como buen
populista, que le extendía "una mano de amistad al pueblo cubano". Frase
ante la que no pude evitar recordar el juego de policía malo, policía bueno.

En su lindo discurso a los cubanos, Obama habló de democracia, pero
dirigiéndose a Castro como un legítimo presidente y no como el cruel
dictador que es. Jamás habló de violaciones de derechos humanos,
crímenes de lesa humanidad, libertad para los presos políticos. No
mencionó a los grupos opositores (siquiera a los que fueron brutalmente
golpeados y encarcelados la víspera de su visita). No le dijo que sabía
que los cubanos llevaban décadas viviendo bajo un sistema policial, sin
esa "democracia" de la que él hablaba. No encaró al dictador y le dijo
que la democracia era justamente todo lo contrario a lo que sucedía
todos los días en Cuba. Habló, tal como hizo Castro, de "diferencias".
Pero sin mencionar las palabras prohibidas: dictadura, totalitarismo,
elecciones pluripartidistas y libres ni mucho menos represión. Algunos
justifican su cautela argumentando que no podía hacerlo, o que esa no
era su estrategia o que no era políticamente correcto. Si el trato entre
Obama y Castro requirió de no mencionar temas tabúes ni afrontar ciertas
realidades, entonces no fue un trato sino un teatro. Y en un teatro
largo y espantoso llevamos viviendo los cubanos desde 1959.

Una gran diferencia entre los dos discursos, es que mientras Obama
escuchó a los victimarios y apelaba (según hizo creer) a la capacidad
redentora del abrazo a los sicarios, en cambio Trump escuchó a las
víctimas, y especialmente a quienes mejor podía escuchar entre ellas:
los disidentes, los más afectados por el régimen y los que narran,
trascendiendo la coacción, la realidad de la isla. Mejor termómetro no
podía emplear.

Trump tampoco podía olvidar señalar a Venezuela, baluarte internacional
del corrupto y nefasto proyecto del socialismo del sigo XXI, que aunque
por la decadencia económica del chavismo ya no le aporte al castrismo la
misma cantidad de suministros que hace unos años atrás, sigue siendo una
importante fuente de recursos, no sólo de petróleo, obtenidos gracias al
narcotráfico y al trabajo sucio de los oficiales castristas dedicados a
la inteligencia militar y la represión, tareas por las que se llevan una
buena mascada de lo que Maduro le roba a los venezolanos.

El presidente no cerró la puerta y tiró la llave de las negociaciones
con La Habana. Lo que hizo fue poner condiciones, como siempre se debe
hacer en toda negociación justa y como jamás quiso hacer Obama. De ahí
el fracaso de su complaciente política. Trump dejó la mesa servida con
las condiciones de la democracia, recordando que el primer paso para
negociar con una dictadura es tratarla como tal. No abrazarla. Sólo el
temor, el fanatismo, el rencor o la ceguera pueden impedir aceptar lo
que es necesario.


Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura
editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Source: Las condiciones de Donald Trump | Gobierno de Trump, Cuba -
http://www.diariolasamericas.com/opinion/las-condiciones-donald-trump-n4125289
06/27/2017 08:18 PM
Con 56% de tierras baldías, agricultura cubana no levanta vuelo
Con 56% de tierras baldías, agricultura cubana no levanta vuelo

Salvo en algunos renglones, un informe de la Oficina Nacional de
Estadísticas reseñado por Reuters arroja crecimientos marginales e
insuficientes, estancamientos y retrocesos en la producción agrícola
2016 de un país que dedica $2.000 millones al año a importar alimentos.
Más de la mitad de las tierras cultivables de Cuba permanecen en
barbecho casi diez años después de que el gobierno se comprometiera a
cultivarlas, y la producción de alimentos es lenta, de acuerdo con un
informe oficial.

Cuba aún no ha publicado cifras sobre el total de la producción agrícola
del año pasado, pero el reporte dado a conocer el fin de semana por la
Oficina Nacional de Estadísticas e Información, ONEI, indicó solo una
mejoría marginal en 2016 respecto al año anterior.

El estado es propietario del 80 por ciento de las tierras y arrienda la
mayor parte a usufructuarios y cooperativas. El resto es propiedad de
familias de pequeños agricultores privados y de sus cooperativas.

A pesar de la entrega en usufructo de pequeñas parcelas a unos 200.000
aspirantes a agricultores en el último decenio, el informe precisa que
sólo 2,7 millones de hectáreas de los 6,2 millones de hectáreas de
tierras arables disponibles estaban cultivadas el año pasado.

El gobierno cubano a menudo culpa al mal tiempo y la falta de mano de
obra y capital por la mala utilización de la tierra y la baja
producción, mientras los críticos señalan que se debe a la escasa
propiedad privada e inversión extranjera, una infraestructura endeble y
una burocracia de estilo soviético.

Después de asumir oficialmente el gobierno de Cuba en 2008, debido a la
incapacidad por enfermedad de su hermano Fidel, Raúl Castro prometió
convertir en sus máximas prioridades el aumento de la producción de
alimentos y la reducción de la dependencia de la isla de las
importaciones de comestibles.

Castro comenzó a distribuir tierras en usufructo, a descentralizar la
toma de decisiones y a introducir mecanismos de mercado en el sector.
Pero la mayor parte de estos esfuerzos ha fracasado y el gobierno ha
reculado recientemente en sus reformas de mercado, retomando la
asignación de recursos, la fijación de precios y el control del grueso
de la distribución.

Pese a sus problemas de liquidez Cuba importa cada año alrededor de
$2.000 millones de dólares en alimentos para cubrir el 60% de la demanda
nacional, invirtiendo principalmente en la compra a granel de granos y
cereales como arroz, maíz, soya y frijoles, así como en leche en polvo y
pollos congelados.

El año pasado, $232 millones de dichas importaciones se hicieron desde
Estados Unidos, en virtud de una excepción al embargo comercial que
permite a La Habana comprar en efectivo productos y materias primas
agrícolas.

El país no produce trigo ni soya, aunque se están realizando
experimentos para producir esta última. En los diez años el gobierno ha
invertido millones de dólares, sin mucho éxito, para producir más maíz,
arroz, frijoles, carne y productos lácteos, con la esperanza de reducir
las importaciones.

La producción de arroz sin procesar fue en 2016 de 514.000 toneladas,
para un incremento de más del 20 por ciento respecto al año anterior.
Pero esa cifra, que representa sólo un tercio del consumo nacional,
apenas superó las 436.000 toneladas producidas en 2008, y fue inferior a
las 642.000 cosechadas cinco años atrás.

La producción de frijoles registró 137.000 toneladas, un incremento de
más del 15 por ciento respecto al año anterior, y más que las 117.000
obtenidas en 2012, pero un avance discreto en comparación con las
127.000 toneladas de 2008.

Con 404.000 toneladas el año pasado, el incremento en la producción de
maíz fue de aproximadamente 10 por ciento con respecto a 2015 y a las
360.000 reportadas 5 y 10 años antes, Pero de nuevo, sólo alcanza para
cubrir un tercio del consumo nacional.

La producción de carne de cerdo y de res se elevó en 2016, mientras que
la de leche, huevos y pollo se estancó.

Los cultivos de exportación, desde el café y los cítricos hasta el
tabaco y el azúcar de caña, no experimentaron crecimientos
significativos, y en algunos casos disminuyeron.

Las cosechas de tubérculos y verduras mejoraron un 15 por ciento a lo
largo del decenio y alcanzaron 5,3 millones de toneladas el año pasado,
un aumento de 200.000 toneladas con relación a 2015. Un millón de
toneladas de bananos y plátanos en 2016 significó una mejoría de 15 por
ciento en comparación con un promedio para la década de 850.000 toneladas.

[Marc Frank, Reuters. Traducción de Rolando Cartaya]

Source: Con 56% de tierras baldías, agricultura cubana no levanta vuelo
-
https://www.martinoticias.com/a/con-56-porciento-de-tierras-cultivables-baldias-agricultura-cubana-no-levanta-vuelo/147709.html
06/27/2017 07:27 PM
Nuevas cajas decodificadoras con Android y televisores Smart TV
Cuba: Nuevas cajas decodificadoras con Android y televisores Smart TV
Rafa Perez

La empresa cubana Industria Electrónica lanzará al mercado en los
próximos meses una caja decodificadora de televisión digital con sistema
Android, informó la semana pasada un reportaje de la Televisión Cubana.

Según anunciaron los medios nacionales en marzo de este año, el nuevo
producto ofrece mayores prestaciones que similares anteriores y favorece
el proceso de digitalización que actualmente se lleva a cabo en la isla

Entre los beneficios del nuevo producto destaca la posibilidad para sus
usuarios de instalar aplicaciones compatibles con su versión Android.
Igualmente, presenta teclado y control remoto inteligente, y permite
interactuar con diferentes equipos que tengan este sistema operativo,
explicó al diario CubaSí el ingeniero en Telecomunicaciones y
Electrónica, Nedel Valdés Castellanos.

El equipo brinda además la posibilidad de conexión a internet por cable
o por wifi y, por lo tanto, navegar por internet siempre que el usuario
tenga acceso al mismo o resida cerca de una de estas zonas.

La caja decodificadora fue desarrollada por ingenieros de la Empresa
Industria Electrónica, de Boyeros, en La Habana, de conjunto con
especialistas de la empresa Haier y evaluada por la empresa LACETEL
(Instituto de Investigación y Desarrollo de Telecomunicaciones) para su
posterior comercialización en las tiendas recaudadoras de divisas.

Como parte del proyecto nacional de digitalización, la empresa
desarrolladora del producto se dedica también al ensamblado de
televisores de tecnología Smart TV, que presentan la caja decodificadora
incorporada con todas las prestaciones anteriormente mencionadas.

Source: Cuba: Nuevas cajas decodificadoras con Android y televisores
Smart TV - CiberCuba -
https://www.cibercuba.com/videos/noticias/2017-06-26-u73624-e73624-cuba-nuevas-cajas-decodificadoras-android-y-televisores
06/27/2017 07:20 PM
Ladrones tras un buró
Ladrones tras un buró
La mayoría de los ciudadanos en Cuba ignoran que las leyes del país no
protegen a los consumidores
Martes, junio 27, 2017 | Ana León

LA HABANA, Cuba.- A principios de abril de 2017, Rosa María, vecina de
La Habana Vieja, recibió una factura por consumo de electricidad
-correspondiente al mes de marzo- con la exorbitante suma de 3482 pesos
(140 USD aprox.). Acudió de inmediato a la Oficina Comercial de la
Empresa Eléctrica de su municipio, donde fue atendida por el
administrador, Karel Leyva, quien le explicó que lo elevado de la cifra
se debía a un error de lectura, equivalente a treinta meses, que había
sido detectado en su metro-contador.

La señora explicó que raramente había pagado más de 10 pesos (0.50 USD)
mensuales por la electricidad, y para apoyar su argumento llevó consigo
todos los recibos desde enero de 2014 hasta enero de 2017. El
funcionario le explicó que el encargado de la lectura de los relojes en
el edificio de Rosa no había encontrado el nuevo metro-contador
correspondiente al apartamento de ella, instalado hace apenas un año. Al
no poder leer y calcular el consumo real, la computadora ingresaba una
cifra por defecto; por tal motivo Rosa recibía todos los meses una
tarifa mínima, con diferencia de centavos. No convencida con la
explicación del administrador, le pidió que contrastara con otros
recibos suyos anteriores al año 2014; pero él se negó, alegando que esas
facturas estaban archivadas y que los metro-contadores antiguos eran
imprecisos.

Esa misma tarde, un inspector fue al edificio donde vive Rosa María para
realizar la lectura de su metro-contador, al cual accedió sin la menor
dificultad, y no percibió ninguna actividad anormal. El administrador
aconsejó a Rosa esperar algunos días para ver si su caso clasificaba
para un "ajuste", que consiste en rebajar el monto adeudado considerando
la situación del reclamante.

Dos semanas después, Rosa supo que a pesar de ser jubilada y cobrar una
pensión de 240 pesos mensuales (8 USD), no había resultado idónea para
el ajuste. Entonces el administrador le sugirió acogerse a una moratoria
que le permitiría saldar la deuda en 6 meses. "De lo contrario
—puntualizó—, se le retirará el servicio eléctrico".

Rosa sabía que ni siquiera entregando la totalidad de su pensión durante
un año podría pagar los 3482 pesos; así que decidió presentar la queja
en la Oficina Matriz de la Empresa Eléctrica, donde fue atendida por el
administrador, de apellido Michelena.

Allí la señora se enteró de que sí clasificaba para el ajuste, el cual
se realizó haciendo un cálculo de lo que hipotéticamente ella había
consumido durante dos años y medio de errores de lectura. La cifra se
redujo hasta 453 pesos, que debía abonar lo antes posible en la filial
de la Habana Vieja.

Aunque la drástica disminución del monto original constituyó un alivio,
Rosa no entendió por qué la Oficina Matriz le concedió el ajuste sin
mayores trámites, luego de que el funcionario de Habana Vieja se lo
negara tan categóricamente. Tampoco entendió por qué motivo ella debía
pagar por la negligencia o la mala fe del técnico que no leyó su
metro-contador.

Al igual que la mayoría de los ciudadanos, ella ignora que las leyes
cubanas no protegen a los consumidores. El ladrón tras el buró pone al
Estado por delante para intimidar al cliente, convencido de que la trama
de ilegalidades es tan densa y profunda que no hay autoridad capaz de
desmantelarla. Mientras Daniel Rosales Guillot -el empleado culpable de
lo sucedido- permanece en libertad, los ciudadanos perjudicados por su
incapacidad hacen fila en la Empresa Eléctrica, defendiéndose como
pueden ante una burocracia corrupta, cuya premisa es maltratar al
cliente y obligarlo a pagar un consumo sobrefacturado.

La cantidad de ancianos que acuden a la filial de Habana Vieja en
calidad de reclamantes, denota un patrón de abuso. Siendo las personas
mayores el sector más desprotegido de la sociedad, menos propenso a
contravenir la ley, comportarse de forma agresiva o proferir amenazas,
no es de extrañar que se hayan convertido en el público meta de la
delincuencia burocrática que inunda este país.

Los ardides de los empleados de la Empresa Eléctrica son bien conocidos.
Desde aceptar sobornos para no declarar el consumo real de viviendas que
poseen varios equipos de aire acondicionado y una cantidad notable de
electrodomésticos, hasta cargar la diferencia a vecinos cuyo consumo es
mínimo. A cada reclamante se le ofrece la misma explicación: "hubo un
error de lectura y ahora usted debe pagar al Estado la suma omitida".

La realidad es que los salarios de la Empresa Eléctrica son tan bajos
que los trabajadores no pierden nada cuando se les sanciona con la
expulsión. Al contrario, como las irregularidades no se penalizan con
cárcel, se arriesgan a delinquir hasta que "exploten", y en el intervalo
acumulan dineros suficientes para cubrir el tiempo muerto. No es raro
que todos los empleados de la filial de Habana Vieja tengan prendas y
smartphones. Eso los distingue, además de su grosería, displicencia y
actitud desafiante, como quien no tiene nada que perder.

Durante los dos últimos meses Rosa obtuvo la evidencia de que la Empresa
Eléctrica la había estafado. El consumo del mes de abril marcó $8.35, y
el de mayo $13.20, un ligero aumento que se explica con el avance del
verano. Ahora que el metro-contador es nuevo y un técnico capaz realiza
la lectura, ¿cuál es la excusa para que la mujer reciba facturas con un
monto que, según el administrador Karel Leyva, era falso? ¿A qué
bolsillo fueron a parar los 453 pesos de Rosa y otros miles de pesos
obtenidos por cuenta de "errores de lectura"?

Poco faltó para que la señora presentara una denuncia ante Fiscalía;
pero solo de imaginar el interminable papeleo que le robaría tiempo y
fuerzas, desistió. Es la solución que muchos eligen para ahorrarse
dolores de cabeza, mientras crecen el delito y la impunidad.

Source: Ladrones tras un buró CubanetCubanet -
https://www.cubanet.org/destacados/ladrones-tras-un-buro/
06/27/2017 07:12 PM
Costureras de barrio, las modistas de pobres
Costureras de barrio, las modistas de pobres
Un negocio floreciente para ex amas de casa, pensionadas y jubiladas en Cuba
Martes, junio 27, 2017 | Ernesto Aquino

LA HABANA, Cuba.- Un número cada vez más creciente de mujeres que
sobrepasan los 50 años dedican entre 10 y 12 horas diarias al arreglo y
producción de prendas de vestir y otras confecciones textiles, como
trabajadoras del sector privado.

Daisy Pedroso Rodríguez, una técnico medio en confecciones textiles,
modelista y Costurera de 52 años, nos recibe en el pequeño atelier "La
elegante del vestir", ubicado en Calzada de Diez de Octubre esquina a
Lacret, en La Habana.

Según el testimonio de Pedroso Rodríguez, el local donde trabajo hoy
"funcionó como establecimiento estatal durante quince años, pero el
inmueble se había deteriorado mucho y el servicio iba de mal en peor,
por lo que el Gobierno decidió cerrarlo y entregarlo en arrendamiento. Y
desde hace siete meses laboramos como negocio privado".

Daisy explica que "el negocio funciona con dos costureras y una
recepcionista vendedora. El Atelier ofrece un servicio integral de
confecciones y arreglos para ropas de niños, de hombre y de mujer;
además de confecciones especializadas como uniformes escolares, trajes
típicos para religiosos de la santería, ropitas para muñecas, zapateras
y canastilleros".

Por su parte, Marta Flores Hernández, la otra costurera que junto a
Daisy atiende todo el trabajo de confecciones y arreglos, quien además
es la titular del arrendamiento, asegura que "una particularidad que nos
distingue es la flexibilidad de los precios en los servicios que
ofrecemos y el tratamiento especial que le damos a los jubilados y
personas con bajos ingresos".

"Uno de los servicios de mayor demanda en los meses de julio y agosto, y
que la población agradece mucho, es la confección y arreglo de uniformes
escolares, porque a los alumnos sólo le garantizan un uniforme para todo
el año, y en el 90 por ciento de los casos los uniformes que les
entregan están 3 o 4 veces por encima de la medida", agrega Flores.

Deysi se apresura a decir entonces: "Y una cosa muy importante, y que me
gustaría que se supiera, es que todos los recursos con los que
trabajamos lo tenemos que adquirir a precio de mercado, además de que
tenemos que gestionarlos nosotras mismas; incluso las máquinas con las
que laboramos son todas de nuestra propiedad, porque cuando el Estado
cerró el Atelier se llevó todas las máquinas industriales que había, aun
cuando nos impuso como condición para el arrendamiento que debíamos
garantizar el servicio comunitario".

Otra de las entrevistadas fue la enfermera retirada Cecilia Valdés
Oropesa de 63 años, de los cuales ha dedicado más de 40 a las
confecciones tejidas a croché.

Cecilia nos cuenta que el arte de tejer "me lo enseñó mi padre, desde
muy pequeña, y se convirtió en mi mayor pasión. Te puedo decir que,
prácticamente, estoy tejiendo todo el día. El único momento que no tejo
es cuando realizo las tareas domésticas habituales. Estoy obsesionada
con el tejido".

Valdés Oropesa confecciona "vestidos playeros, blusas, vestidos
juveniles, bufandas, vestidura para juegos de sala, manteles, fundas
para sombrillas, tapetes para centros de mesa y cualquier pieza que me
pidan".

Explica Cecilia que "la ropa tejida se lleva mucho en Cuba, ya que la
temperatura es muy alta y el costo de la mayoría de estos tejidos no
pasa de los 15 dólares, con excepción de los forros para juegos de sala,
que constan de entre 11 y 13 piezas y tienen un precio de 30 dólares y
las fundas para sombrillas que tienen un precio de dos dólares".

"Puede que el precio parezca alto", continúa Cecilia, "pero la
confección de cada pieza demora entre uno y tres meses, y la materia
prima se dificulta mucho para conseguirla, sobre todo el hilo de cordel
y el de hilaza, que son los que más rinden; y cuando aparecen, los conos
pueden costar entre 10 y 15 dólares cada uno".

Los consumidores opinan

Algunos consumidores que ofrecieron su testimonio sobre el trabajo
privado de costura insistieron en señalar que "la labor de los
cuentapropistas está muy lejos de ser perfecta. Hay de todo, buenos
malos y regulares; pero el otro referente que tenemos es el estatal, que
se desentiende de las necesidades del ciudadano y cuando ofrece algún
servicio la calidad es de mala a pésima".

"No tienes más que ver lo que tenemos que sufrir las madres con el tema
de los uniformes escolares de nuestros hijos", comenta Regina Odenia
Zaldívar, una ama de casa de 38 años, madre de dos niños de 7 y 9 años.

"Todos los años es lo mismo", continúa Regina. "Las tallas de los
uniformes son inmensas. Cómo va el Estado a resolver el arreglo de los
uniformes escolares si desde que los fabrica los hace demasiado grandes
para el promedio".

"Hay costureras estatales que te pueden ofrecer un buen servicio", dice
Marlen Parrales Casals, de 29 años. "Muchas están capacitadas para hacer
cualquier arreglo o confección; pero ya sabes, el primer arreglo que te
hacen es el del precio".

Mario Alpizar Consuegra, un ingeniero en Construcción Civil, de 65 años,
valoró el trabajo privado de "positivo, aunque polémico", y aseguró que
"en Cuba, cualquier servicio puede resultar demasiado costoso, porque el
salario promedio es muy bajo. Hay personas para quienes un dólar es la
ganancia de todo un día de lucha por subsistir".

Siempre hay una mano que te levanta

Pero el trabajo de los pequeños establecimientos de barrio, dedicados a
la costura, y las costureras y tejedoras que laboran en solitario, va
"más allá de lo utilitario y económico", como nos lo asegura María Regla
Villa Bravo, una enfermera pediátrica jubilada de 65 años, que desde
hace 15 se dedica a la costura.

María Regla, quien también confecciona ropa para muñecas, vestidos para
ceremonias religiosas de la santería y otros variados arreglos de ropa,
refiere que "no siempre se trata de dinero. Yo vivo frente a una Escuela
Primaria, y constantemente recibo a profesores que me traen a alumnos a
los que se les daña el uniforme jugando en los recreos o padres que
vienen con sus hijos para que yo los ayude con algunos trabajos manuales".

Continúa María Regla: "Sin contar los vecinos, sobre todo personas de la
tercera edad que carecen de recursos y necesitan hacer reparaciones
menores y remiendos. Mira, hijo, si el pueblo cubano puede sobrevivir a
pesar de tantas carencias y necesidades es porque detrás de la mano que
te derriba siempre está la mano que te ayuda a levantarte".

Source: Costureras de barrio, las modistas de pobres CubanetCubanet -
https://www.cubanet.org/actualidad-destacados/costureras-de-barrio/
06/27/2017 06:56 PM
Cuba sigue bajo una ‘invasión yanki’
Cuba sigue bajo una 'invasión yanki'
Como nunca antes el vecino del Norte cuenta con el aprecio y la
esperanza de la mayoría en la isla
Martes, junio 27, 2017 | Miriam Leiva

LA HABANA, Cuba.- Los norteamericanos se esparcen en actividades por
toda Cuba, anunciadas diariamente en los medios, con el influjo
constructivo que invadió de sosiego la sociedad antes permanentemente
atosigada por la confrontación entre los gobiernos. Las simientes
sembradas en los años recientes, se conmovieron por la incertidumbre
surgida de la política del presidente Trump, anunciada el 16 de junio,
pero han echado profundas raíces.

La vicegobernadora de Minnesota, Tina Smith, y su delegación
bipartidista, fueron los primeros funcionarios de Estados Unidos en
llegar el 22 de junio, 6 días después las medidas restrictivas
anunciadas por Trump, aunque atribuyeron la coincidencia a que la visita
estaba concertada previamente. La Sra. Smith expresó rechazo a la
política del presidente por la incertidumbre adicional creada para las
organizaciones cubanas y las empresas norteamericanas, en conferencia de
prensa. Ese estado agrícola exporta a Cuba 20 millones de dólares en
alimentos, y aspira a aumentar esa cifra. En esta ocasión no se firmaron
acuerdos, sino que se exploraron nuevas posibilidades de intercambios.
El comercio entre ambos países ha descendido notablemente debido a las
dificultades financieras de Cuba, que ha buscado mercados distantes,
como el chino, pero con mejores condiciones de pago.

Los legisladores de este estado se esfuerzan por facilitar los negocios,
como Amy Klobuchar, que volvió a presentar este año la propuesta de Ley
de Libertad de Exportar a Cuba en el Senado, y el representante Tom
Emmer que promueve similar objetivo en el Congreso. Estos son propósitos
bipartidistas, e incluso el actual secretario de Agricultura de Estados
Unidos, Sonny Perdue, expresó su apoyo a los créditos privados al
gobierno isleño para propiciar el comercio, en una audiencia ante el
Comité de Agricultura de la Cámara el 17 de mayo. Cuando era gobernador
de Georgia, en 2010 viajó a Cuba con una delegación de 37 empresarios y
funcionarios, y su empresa familiar ha venido pollos y otros alimentos a
Alimport.

Los conciertos de Orquesta Sinfónica Juvenil de Minnesota en La Habana,
Camagüey y Santiago de Cuba, del 25 al 28 de junio, se anuncian en los
periódicos, Radio Reloj, y los noticieros, programas culturales y con un
spot en el principal canal de la televisión. Como antecedente se cita la
actuación de la Orquesta Sinfónica de Minnesota en la inauguración de la
Feria Internacional de La Habana (FIHAV 2015), un acontecimiento
demostrativo de las nuevas relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

En Circuba 2017, del 25 de junio al 2 de julio, participan Miguel
Morales, representante de Vstart Entertainment Group, como jurado del
concurso, y Bre Lawson, gimnasta en la cuerda aérea, en el espectáculo
de exhibición. La Orquesta Sinfónica Juvenil de la Universidad de
Stanford ofrece un concierto con la Orquesta de Cámara de La Habana en
el Teatro Nacional, el 28 de junio. Interpretes cubanos y
norteamericanos protagonizarán la premier en Cuba de la ópera Dido y
Eneas del británico Henry Purcell, el 1 y 2 de julio, en el Gran Teatro
Alicia Alonso. Con los elencos de cada país actuarán el coro de cámara
Vocal Leo, la Academia de Canto del Lírico Nacional y la Orquesta
Sinfónica del teatro. Ely Regina, integrante de Acosta Danza, realizó
coreografías originales. El programa incluirá interpretaciones de
Vivaldi y Handel, como antesala de la coproducción del Teatro Lirico
Nacional de Cuba, la Florida State University y el Ballet Nacional de Cuba.

Una docena de poetas de Estados Unidos, encabezados por Robert Hass, que
tutelará un taller de escritura creativa, asistirá a las jornadas
habaneras del Festival Mundial de Poesía Itinerante Nuestra América del
9 al 15 de julio, según reportan los medios.

Igualmente asiduas son las informaciones sobre la participación de
cubanos de las más variadas esferas en eventos, presentaciones y
colaboración en Estados Unidos. Las becas de instituciones
norteamericanas se incrementan y no solo favorecen a la elite más
próxima al gobierno, aunque continúa el férreo control a los cubanos y
negativas de autorizaciones por consideraciones políticas. El saldo es
positivo para el crecimiento individual y la creación de las bases de
conocimiento para el desarrollo del país.

Source: Cuba sigue bajo una 'invasión yanki' CubanetCubanet -
https://www.cubanet.org/opiniones/cuba-sigue-bajo-una-invasion-yanki/
06/27/2017 06:30 PM
Can Trump Destroy Obama's Legacy?
Analysis: Can Trump Destroy Obama's Legacy?
The New York Times
By PETER BAKER

WASHINGTON — When the judgment of history comes, former President Barack
Obama might have figured he would have plenty to talk about. Among other
things, he assumed he could point to his health care program, his
sweeping trade deal with Asia, his global climate change accord and his
diplomatic opening to Cuba.

That was then. Five months after leaving office, Mr. Obama watches
mostly in silence as his successor takes a political sledgehammer to his
legacy. Brick by brick, President Trump is trying to tear down what Mr.
Obama built. The trade deal? Canceled. The climate pact? Forget it.
Cuba? Partially reversed. Health care? Unresolved, but to be repealed if
he can navigate congressional crosscurrents.

Every new president changes course, particularly those succeeding
someone from the other party. But rarely has a new president appeared so
determined not just to steer the country in a different direction but to
actively dismantle what was established before his arrival. Whether out
of personal animus, political calculation, philosophical disagreement or
a conviction that the last president damaged the country, Mr. Trump has
made clear that if it has Mr. Obama's name on it, he would just as soon
erase it from the national hard drive.

"I've reflected back and simply cannot find another instance in recent
American history where a new administration was so wholly committed to
reversing the accomplishments of its predecessor," Russell Riley, a
presidential historian at the University of Virginia's Miller Center,
said. While other presidents focus on what they will build, "this one is
different, far more comfortable still in swinging the wrecking ball than
in developing models for what is to follow."

Shirley Anne Warshaw, director of the Fielding Center for Presidential
Leadership Study at Gettysburg College, said Mr. Trump is not unusual in
making a clean break from his predecessor. "Trump isn't doing anything
that Obama didn't do," she said. "He is simply reversing policies that
were largely put in place by a president of a different party."

The difference, she said, is that other presidents have proactive ideas
about what to erect in place of their predecessor's programs. "I have
not seen any constructive bills in this vein that Trump has put forth,"
she said. "As far as I can tell, he has no independent legislative
agenda other than tearing down. Perhaps tax reform."

With a flourish, Mr. Trump has staged signing ceremonies meant to show
him tearing down. Not only did he pull out of the Trans-Pacific
Partnership trade deal and the Paris climate accord, he approved the
Keystone XL pipeline Mr. Obama had rejected and began reversing his
fuel-efficiency standards and power plant emissions limits. Not only is
he trying to repeal Obamacare, he has pledged to revoke regulations on
Wall Street adopted after the financial crash of 2008.

Still, he has not gone as far as threatened. He has for now kept Mr.
Obama's nuclear agreement with Iran, however reluctantly, and while he
made a show of overturning Mr. Obama on Cuba, the fine print left much
of the policy intact. He did not rescind Mr. Obama's order sparing
younger illegal immigrants from deportation. Senate Republicans released
a new version of legislation to repeal and replace Obamacare in recent
days, but it may yet end in impasse, leaving the program in place.

Advisers insist Mr. Trump is not driven by a desire to unravel the Obama
presidency. But like the Manhattan real estate developer he is, they
said, he believes he must in some cases demolish the old to make way for
the new.

"He hasn't dismantled everything, and I don't know that that's exactly
what he's looking to do," said Hope Hicks, the White House director of
strategic communications. "That may be a side effect of what he's
building for his own legacy. I don't think anybody's coming into the
office every day saying, 'How can we undo Obama's legacy, and how can he
go back?' "

Yet Mr. Trump has depicted the Obama legacy as a disastrous one that
needs unraveling. "To be honest, I inherited a mess," he said at a news
conference soon after taking office. "It's a mess. At home and abroad,
a mess. Jobs are pouring out of the country. You see what's going on
with all of the companies leaving our country, going to Mexico and other
places, low pay, low wages, mass instability overseas no matter where
you look. The Middle East is a disaster. North Korea. We'll take care of
it, folks."

Critics say Mr. Obama brought this on himself. His biggest legislative
achievements were passed almost exclusively with Democratic votes,
meaning there was no bipartisan consensus that would outlast his
presidency. And when Republicans captured Congress, he turned to a
strategy he called the pen and the phone, signing executive orders that
could be easily erased by the next president.

"I've heard it joked about that the Obama library is being revised to
focus less on his legislative achievements as each week of the Trump
administration goes by," said Matt Schlapp, chairman of the American
Conservative Union. "It's like living by the sword and dying by the
sword. When your presidency is based on a pen and a phone, all of that
can be undone, and I think we're seeing that happening rather
systematically."

Mr. Obama would argue he had little choice because of Republican
obstructionism. Either way, he has largely remained quiet through the
current demolition project, reasoning that speaking out would only give
Mr. Trump the public enemy he seems to crave. He made an exception on
Thursday, taking to Facebook to assail the new Senate health care bill
as "a massive transfer of wealth from middle class and poor families to
the richest people in America." But Mr. Obama's team takes solace in the
belief that Mr. Trump is his own worst enemy, better at bluster than
actually following through.

"Obama's legacy would be under much greater threat by a more competent
president than Donald Trump," said Josh Earnest, who served as Mr.
Obama's White House press secretary. "His inexperience and lack of
discipline are an impediment to his success in implementing policies
that would reverse what Obama instituted."

Other Obama veterans said much of what Mr. Trump has done was either
less dramatic than it appeared or reversible. He did not actually break
relations with Cuba, for instance. It will take years to actually
withdraw from the Paris accord, and the next president could rejoin. The
real impact, they argued, was to America's international reputation.

"There's a lot of posturing and, in fact, not a huge amount of change,
and to the extent there has been change, it's been of the self-defeating
variety," said Susan E. Rice, the former national security adviser.
"What's been happening is not that the administration is undoing
President Obama's legacy, it's undoing American leadership on the
international stage."

Mr. Trump, of course, is hardly the first president to scorn his
predecessor's tenure. George W. Bush was so intent on doing the opposite
of whatever Bill Clinton had done that his approach was called "ABC" —
Anything but Clinton. Mr. Obama spent years blaming his predecessor for
economic and national security setbacks — blame that supporters
considered justified and that Mr. Bush's team considered old-fashioned
buck passing.

For decades, presidents moving into the Oval Office have made a point on
their first day or two of signing orders overturning policies of the
last tenant, what Mr. Riley called "partisan kabuki" to signal that "a
new president is in town."

The most tangible example is an order signed by Ronald Reagan barring
taxpayer financing for international family planning organizations that
provide abortion counseling. Mr. Clinton rescinded it when he came into
office. Mr. Bush restored it, Mr. Obama overturned it again and Mr.
Trump restored it again.

Even so, neither Mr. Bush nor Mr. Obama invested much effort in
deconstructing programs left behind. Mr. Bush kept Mr. Clinton's health
care program for lower-income children, his revamped welfare system and
his AmeriCorps service organization. Mr. Obama undid much of Mr. Bush's
No Child Left Behind education program, but kept his Medicare
prescription medicine program, his AIDS-fighting program and most of his
counterterrorism apparatus.

That was in keeping with a longer tradition. Dwight D. Eisenhower did
not unravel Franklin D. Roosevelt's New Deal, nor did Richard M. Nixon
dismantle Lyndon B. Johnson's Great Society. Mr. Reagan promised to
eliminate the departments of Education and Energy, created by Jimmy
Carter, but ultimately did not.

Mr. Obama understood that his legacy might be jeopardized by Mr. Trump.
During last year's campaign, he warned supporters that "all the progress
we've made over these last eight years goes out the window" if Mr. Trump
won. Only after the election did he assert the opposite. "Maybe 15
percent of that gets rolled back, 20 percent," he told The New Yorker's
David Remnick. "But there's still a lot of stuff that sticks."

Indeed, when it comes time to tally the record for the history books,
Mr. Trump can hardly reverse some of Mr. Obama's most important
achievements, like pulling the economy back from the abyss of a deep
recession, rescuing the auto industry and authorizing the commando raid
that killed Osama bin Laden. Nor can Mr. Trump take away what will
surely be the first line in Mr. Obama's obituary, his barrier-shattering
election as the first African-American president.

Conversely, Mr. Obama owns his failures regardless of Mr. Trump's
actions. History's judgment of his handling of the civil war in Syria or
the messy aftermath of the intervention in Libya or the economic
inequality he left behind will not depend on his successor. If anything,
America's decision to replace Mr. Obama with someone as radically
different as Mr. Trump may be taken as evidence of Mr. Obama's inability
to build sustained public support for his agenda or to mitigate the
polarization of the country.

But legacies are funny things. Presidents are sometimes defined because
their successors are so different. Mr. Obama today is more popular than
he was during most of his presidency, likely a result of the contrast
with Mr. Trump, who is the most unpopular president this early in his
tenure in the history of polling. By this argument, even if Mr. Trump
does disassemble the Obama legacy, it may redound to his predecessor's
historical benefit.

Richard Norton Smith, who has directed the libraries of four Republican
presidents, said presidents are often credited with paving the way
toward goals that may elude them during their tenure. Harry S. Truman is
called the father of Medicare even though it was not achieved until
Johnson's presidency. Mr. Bush is remembered for pushing for immigration
reform even though Congress rebuffed him.

"It's hard to imagine future historians condemning Barack Obama for
breaking with his country's past ostracism of Cuba or joining the
civilized world in combating climate change or pursuing a more humane
and accessible approach to health care," Mr. Smith said. "Indeed, we
build memorials to presidents who prod us toward fulfilling the
egalitarian vision of Jefferson's declaration."

But that may not be all that comforting to Mr. Obama. Presidents prefer
memorials to their lasting accomplishments, not their most fleeting.

Source: Analysis: Can Trump Destroy Obama's Legacy? -
http://www.msn.com/en-us/news/politics/analysis-can-trump-destroy-obama%e2%80%99s-legacy/ar-BBD7mYr?li=BBnb7Kz
06/27/2017 06:24 PM
GLITCH ON THOMAS COOK FLIGHT TO CUBA LEAVES AIRLINE WITH £500K BILL
GLITCH ON THOMAS COOK FLIGHT TO CUBA LEAVES AIRLINE WITH £500K BILL
Trip delayed 24 hours after Airbus A330 jet returned to Manchester with
oil pressure problem
SIMON CALDER TRAVEL CORRESPONDENT
@SimonCalder

Hundreds of Thomas Cook Airlines passengers have had their Cuban holiday
extended by more than 24 hours after an inflight mechanical incident
involving an Airbus A330. They will be paid £530 for the inconvenience
caused.

Flight MT2652 took off from Manchester with 332 passengers on board on
Monday afternoon, the destination Holguin in eastern Cuba. But as it was
flying over the Atlantic about 200 miles west of the Irish coast, the
pilots decided to return to the Thomas Cook base in Manchester because
of an oil pressure issue with the left-hand engine.

No emergency was declared, and the plane made a normal landing.

Unusually, the plane was missing a wingtip on the left-hand wing, which
caused some mistaken concern that part of the wing had fallen off. One
newspaper headline read: "Jet returns to UK for emergency landing with a
broken wing."

In fact, engineers had previously removed the wingtip - which is not an
essential component, but an aid to fuel efficiency - for repair.

Passengers were given overnight accommodation in the Manchester area,
and have continued their journey today on a different aircraft.

The 295 holidaymakers in Cuba who were expecting to fly back on Monday
were able to stay at their hotels, and will return just over 24 hours late.

Thomas Cook has confirmed that all the passengers at both ends of the
route will qualify for €600 (£530) in statutory EU compensation for the
delay. They should apply to contact customer relations to have their
claims processed. If they all claim, the compensation will total £335,000.

When the costs of hotel accommodation and the aborted flight are added,
the holiday firm's total bill for the episode will be around
half-a-million pounds.

Airbus A330 jets have encountered a series of problems in recent weeks,
with an AirAsia X plane returning to Perth after an engine issue which
left it "shaking like a washing machine", and a China Eastern aircraft
returning to Sydney after a large hole appeared in the engine housing.

The original Thomas Cook Airbus A330 has been repaired and inspected,
and is now back in service.

Source: Glitch on Thomas Cook flight to Cuba leaves airline with £500k
bill | The Independent -
http://www.independent.co.uk/travel/news-and-advice/thomas-cook-airlines-cuba-flight-airbus-a330-oil-pressure-wing-tip-manchester-airport-holguin-a7810226.html
06/27/2017 06:21 PM
Why liberals should support Trump — not Obama — on Cuba policy
Why liberals should support Trump — not Obama — on Cuba policy
BY MIKE GONZALEZ, OPINION CONTRIBUTOR - 06/27/17 11:00 AM EDT 54

Was President Obama's opening to the Castro government motivated by a
real belief that it would help Cubans, or was it a vanity project from
the start? We will never know for sure, but we do know it violated his
Inaugural promise that he would shake the hands of tyrants only if they
first unclenched their fists.

Raul Castro has never relaxed his grip on the island he and his brother
have ruled for nearly 60 years. In fact, after Obama announced the
re-establishment of relations with in December 2014, he tightened it.
Since then, Cuban dissidents have paid a heavy price in repression,
arrests and beatings.

According to the Cuban Commission on Human Rights and Reconciliation,
politically motivated arbitrary arrests rose rapidly after the opening,
culminating in 9,940 last year—a six-year high. In December alone, 14
dissidents were beaten by government officials, according to the
Havana-based Commission, whose numbers are reported by Amnesty
International.

President Obama argued that, by "normalizing" relations with Cuba, the
regime would be inspired to grant fundamental freedoms to its people.
Yet Obama asked for, and of course received, nothing in return from the
Cuban authorities.

President Trump put some of that right yesterday when he announced that
he would reverse some of the Obama changes and reinstate some
prohibitions on trade with military-controlled entities and persons on
the communist-ruled island.

Trump's changes don't go far enough. Still, his critics should resist
the urge to lash out at him.

Once upon a time, American liberals knew that legitimizing dictators
never ended well for those who dared speak their minds. That insight led
them to denounce Washington's support for dictators and call out the
moral hollowness in FDR's fatuous line that Anastasio Somoza Sr. may
have been an S.O.B., "but he's our S.O.B."

They should not be surprised today that the Washington establishment's
rush to embrace the Castro regime in pursuit increased trade would only
further entrench the family's hold on power. The Obama changes, which
facilitated American trade and transfer of convertible currency to the
military and the Castro family, only made easier the prospect of their
continued rule.

In other words, if you denounced the Somozas, Augusto Pinochet and
Ferdinand Marcos, and you want to be considered consistent, you should
support the changes Trump announced in Miami.

Those changes are, in fact, narrowly tailored to restrict the
aggrandizement of the regime's military. And they didn't come easy.

Two factions waged a tremendous struggle to win President Trump's heart
and mind on the issue. On one side were a phalanx of congressional
offices that sought to curb the Cuban military's access to convertible
currency. Opposing them were career officials burrowed inside the
Treasury and the State Departments, who wanted President Obama's
legacy—the "historic opening" to the Castros—to be left untouched.

Nor was Cuba an idle bystander in the debate. According to Marc Caputo
at Politico, the regime launched a last-minute bid to stave off the
changes, enlisting Colombia's help in lobbying Trump. The government of
President Juan Manuel Santos reportedly threatened to pull out of a
U.S.-led summit on security in Latin America.

Sen. Marco Rubio, (R-Fla.), told the White House to tell Colombia that
if it withdrew from the summit, it could kiss the $450 million "Peace
Colombia" aid package goodbye. And that was that.

In the end, the Trump Cuba change closely mirrored the 2015 Cuban
Military Transparency Act introduced by Rubio in the Senate and by Devin
Nunes, (R– Calif.), in the House. The bill prohibits U.S. persons and
companies "from engaging in financial transactions with or transfers of
funds to" the Ministry of the Revolutionary Armed Forces of Cuba, the
Ministry of the Interior, any of their subdivisions and companies and
other entities owned by them.

In other words, it aims directly at Cuba's largest company, the Grupo
Gaesa holding company (Grupo de Administracion Empresarial, Sociedad
Anonima). Founded by Raul Castro in the 1990s, Gaesa is run by the
military, more specifically, by Gen. Luis Alberto Rodriguez
Lopez-Callejas—who also happens to be Castro's son-in-law. It represents
an estimated 80 percent of the island nation's economy.

Its affiliate, Gaviota, SA., owns the tourism industry. If you eat ropa
vieja at a restaurant, sip a mojito in bar, play golf in a resort, or
sleep in a hotel—you are paying Gaviota. Same with renting a taxi or
renting a car. Thanks to Trump's changes, that cash flow will now be
interrupted.

Or Raul Castro can unclench his fist and allow real Cubans to own and
run these places, and we really have President Obama's dream, expressed
on a January 14, 2011 speech, of increasing "people-to-people contact;
support civil society in Cuba; enhance the free flow of information to,
from, and among the Cuban people; and help promote their independence
form the Cuban authorities."

Shouldn't liberals support this?

Mike Gonzalez (@Gundisalvus) is a senior fellow in the Kathryn and
Shelby Cullom Davis Institute for National Security and Foreign Policy
Studies at the conservative Heritage Foundation.

The views expressed by contributors are their own and are not the views
of The Hill.

Source: Why liberals should support Trump — not Obama — on Cuba policy |
TheHill -
http://thehill.com/blogs/pundits-blog/international-affairs/339637-why-liberals-should-support-trump-not-obama-on-cuba
06/27/2017 06:14 PM
New Trump Rules on Cuba Travel Leaves Winners and Losers
New Trump Rules on Cuba Travel Leaves Winners and Losers
The Trump administration's new policy on travel by Americans to Cuba is
creating winners and losers.
June 27, 2017, at 11:01 a.m.
By ANDREA RODRIGUEZ and BETH J. HARPAZ, Associated Press

President Donald Trump's new policy on travel to Cuba has winners and
losers: Group tour operators could sell more trips, but
bed-and-breakfast owners in Cuba say they're losing business.

Lodging owners say they started getting cancellations after Trump's June
16 announcement. Tony Lopez, who rents out an apartment in Havana's
trendy Vedado (vay-dah-doe) neighborhood, says the new policy is hurting
Cuban entrepreneurs.

Under the new rules, only licensed tour operators can take Americans to
Cuba on people-to-people trips. So some Americans who planned to go on
their own are canceling trips.

On the other hand, organized tour groups are now the only game in town
for people-to-people trips. One expert says tour companies should be
"opening Champagne" because the new rules could increase their business.

Source: New Trump Rules on Cuba Travel Leaves Winners and Losers |
Business News | US News -
https://www.usnews.com/news/business/articles/2017-06-27/new-trump-rules-on-cuba-travel-leaves-winners-and-losers
06/27/2017 06:12 PM
Ken Hall: US travelers can still bring good will to Cuba
Ken Hall: US travelers can still bring good will to Cuba
Posted Jun 26, 2017 at 5:17 PM

When we went to Cuba this winter, we flew from Miami on American
Airlines to join a group tour, see some performances, meet some Cubans,
stay at two very nice hotels and eat at a variety of restaurants.

Even though President Trump says he is imposing limitations on travel,
if we decided to do it again, we could.

We might need to substitute one restaurant or hotel for another, but the
kind of trip we took, the kind that accounted for the vast majority of
American tourists we ran into, will continue with only minor changes.

So what was this all about?

It was the president's sad attempt to do what he does best - increase
hostility.

You could join another march in protest. Better yet, you could schedule
a trip soon, meet some Cuban people and explain in person that we would
much rather get to know our neighbors than fight with them.

When President Obama re-established diplomatic relations — better known
as "normalization," as opposed to Trump's attempt at "abnormalization" —
he made it possible for the cautiously adventurous traveler, people like
us and a lot of others we know, to dip a toe into the Cuban experience.

A group tour of Cuba provides the same kind of comfort as a group tour
of France or China or anywhere else.

The operator makes sure you get where you are going, reserves the rooms,
arranges some of the meals and gives you a bit of free time to explore.

For all of the bluster about cracking down, those tours will not be
affected, and any need to swap one forbidden location for a new approved
one will be the responsibility of the tour organizer. We tourists will
not be affected.

Those who find such tours with their schedules and bus trips stifling
will still be able to do it on their own in Cuba, but it will take more
work.

As the initial explanations put it, they will be asked more questions
and have to "self-certify" that they did not stray.

I don't know about you, but I'm always ready to self-certify that I have
followed the rules.

If you go, no matter how, you will find that traveling in Cuba has
limitations because of some things that did not change under the Obama
approach and will not change now.

Our banks are not allowed to operate there, making your credit card
worthless. Our phones do not work there, and the Internet will remind
you of dial-up days.

A more open relationship between our two countries has not quickly
improved communications or human rights in Cuba.

That does not surprise me, because it's only been a few months, and
changes take years.

But it also does not surprise me, because anyone who travels widely will
learn that commerce and communication do not automatically bring more
freedom.

In the past few years, I've been able to freely use my phone, my laptop
and my ATM card in some countries around the world that are either near
or below Cuba on those lists ranking nations by how much freedom their
residents enjoy.

The difference when it comes to Cuba is the embargo, a failed 50-year
attempt to impose democracy.

Today, all it does is impose restrictions on American travelers.

thrkenhall@gmail.com

Source: Ken Hall: US travelers can still bring good will to Cuba -
http://www.recordonline.com/news/20170626/ken-hall-us-travelers-can-still-bring-good-will-to-cuba
06/27/2017 06:05 PM
Caribbean hotel association criticizes Cuba rollback
Caribbean hotel association criticizes Cuba rollback
By Gay Nagle Myers / June 27, 2017

The Caribbean Hotel and Tourism Association (CHTA) joined the chorus of
industry critics denouncing Trump's Cuba policy, saying that the
re-imposed restrictions could stall or reverse the progress made in
recent years.
The Trump administration has banned individual people-to-people travel
to Cuba, only allowing such visits with licensed groups.
"If restrictions are indeed reimposed, CHTA expects adverse effects for
U.S. businesses -- not only for import-export companies but also for the
U.S.-based travel businesses that have made considerable investments in
Cuba since normalization began -- and lost opportunities for those U.S.
companies considering doing business there," CHTA said in a statement.
CHTA pointed to the growth of the hospitality industry in Cuba, which
has outpaced the rest of the region. "Major global hotel chains from
outside the U.S. have been investing in Cuba and today manage tens of
thousands of rooms. As latecomers, U.S. firms already are at a
competitive disadvantage in Cuba."
CHTA continues to support the ending of the embargo and urged that new
regulations continue to encourage small and medium enterprise
opportunities, both Cuban and U.S.-sourced.

Source: Caribbean hotel association criticizes Cuba rollback: Travel
Weekly -
http://www.travelweekly.com/Caribbean-Travel/Caribbean-hotel-association-criticizes-Cuba-rollback
06/27/2017 05:56 PM
Funcionarios admiten serios problemas alrededor de los subsidios a la construcción
Funcionarios admiten serios problemas alrededor de los subsidios a la
construcción
DDC | La Habana | 27 de Junio de 2017 - 17:20 CEST.

La concesión de subsidios para la construcción enfrenta irregularidades
relacionadas tanto con el proceso de otorgamiento, como con el
cumplimiento de lo establecido en el contrato, además de trabas
burocráticas que impiden a las familias aspirantes, al final, cumplir
con los plazos establecidos para las obras.

Así lo reconocen autoridades involucradas en el proceso en declaraciones
que recoge el sitio oficial Cubadebate.

Aunque más de 53.000 casos han logrado obtener los subsidios y "han
mejorado su hábitat", dice, hay numerosos casos como el de Idalberto
Cejas Barba, residente en Santiago de Las Vegas, que continúan esperando.

En enero de 2012 el Gobierno implementó una "nueva política de
subsidios" para ciudadanos "con baja solvencia económica" que
necesitaban "construir, reparar, ampliar sus viviendas o pagar la mano
de obra correspondiente".

La cantidad en subvenciones oscilaba entre los 9.800 —para reparaciones
de baños y cocinas— hasta 85.000 pesos (moneda nacional), que incluía la
sustitución de cubierta o reparación total de la vivienda.

Burocracia desgastante en el orden del día

Según María Josefina Aguilar Figueredo, jefa del Departamento de
Subsidio en la Oficina de Vivienda de Plaza de la Revolución, para
solicitar el dinero se debe tener original y fotocopia del título de
propiedad, documento legal (carné de identidad), y tres cartas de
solicitud donde se plantee su necesidad de reparación de la vivienda. El
propietario es quien solicita el trámite.

El proceso comienza cuando la persona hace la solicitud. El expediente
empieza el recorrido: Dirección de Trabajo y Seguridad Social, Consejo
de la Administración Municipal (CAM), Banco, otra vez Vivienda, y los
rastros. Allí el suministro de los materiales fluctúa (hay poca
disponibilidad) y la situación con el transporte de estos es grave.

"Los beneficiados van al rastro con el documento que le da el banco (un
vale de compra) y piden los materiales en el rastro. Con ese modelo
regresan al banco y se les rebaja, del total, el dinero del coste por
los materiales. Luego se le entrega otro modelo que tiene que llevar de
vuelta al rastro para pagar los materiales y así concluir ese complicado
proceso burocrático", señala Cubadebate.

El medio detalla otros procesos en los que el Gobierno determina quiénes
pueden aspirar a los subsidios y cómo se determina el monto. También se
hace eco de "irregularidades y obstáculos" en estas concesiones, así
como de quejas de quienes las han sufrido.

Ejemplos

Según Fidel Rendón Matienzo, delegado a la Asamblea Provincial del Poder
Popular y periodista de la oficial Agencia Cubana de Noticias, "ha
habido de todo, como en botica" en referencia a otorgamientos "a
familias y personas que no lo necesitan".

"(…)Un asunto tan serio como la vivienda, que es uno de los problemas
sociales más grandes que tiene el país no ha tenido todo el seguimiento,
ni la atención que merece", critica.

Lectores del sitio oficial se han quejado de que "a veces no hay
cemento, acero (cabillas) y algunos elementos de terminación, (herrajes,
sobre todo). Sin embargo, muchos de esos productos los ofertan
particulares, pero el banco no permite hacer otras transacciones con
ellos más allá del pago de la fuerza de trabajo y la transportación".

Un comentarista identificado como DSB escribió su odisea: "A mi abuela
de 83 años le otorgaron el subsidio (para las condiciones constructivas
deplorables en que se encontraba la vivienda no le dieron el monto que
correspondía). Pasé mil trabajos, muchas madrugadas en el rastro y
ausencias a mi centro de trabajo. Muchas veces falté en vano, porque no
resolví nada, y todo para lograr adquirir una parte de los materiales
(otros en el transcurso de casi un año nunca aparecieron). El estado no
disponía de transporte para transportar los materiales".

"Nunca pude conseguir quien me realizara la mano de obra pues siempre
que veían el estado del inmueble me decían que era muy poco dinero con
el que contábamos para pagarles (…) Fin de la historia: se venció el
plazo del subsidio, también la prórroga solicitada. Hubo que hacer
renuncia y entregarlo todo. Mi abuela falleció con el sueño no cumplido
de tener una vivienda con las condiciones mínimas para habitarla.
Verdaderamente triste", concluyó.

Edificio Lefont: 78 familias en un limbo legal

Cubadebate incluyó en su artículo la situación en que se encuentran 78
familias que "permanecen en un limbo legal". Muchas de estas personas
habitan en el edificio Lefont, ubicado en la Calzada del Cerro.

A finales de los años 90, la Dirección Municipal de Salud otorgó el
inmueble a trabajadores de ese sindicato. Pero la mayoría de los
inquilinos, que viven en un estado deplorable (expertos han declarado
que el inmueble está para demoler), no tienen la titularidad de sus
respectivas viviendas.

Lenka Terry, vicepresidenta del Gobierno municipal, dice que la
situación de los vecinos del lugar "es complicada" y que "no está en sus
manos resolver algunas cosas, sino que depende de instancias a nivel
provincial".

El edificio ni siquiera consta como inscrito en la Dirección Municipal
de Justicia con el número con el que les fue otorgado.

La carencia de "estatus legal" no ha permitido a los habitantes del
Lefont realizar determinadas gestiones como cambios de dirección,
solicitud de tarjeta de abastecimiento en el municipio, contrato de
servicios como gas y agua o la solicitud de un subsidio que permita a
algunos mejorar las condiciones de su vivienda.

Esther Brunet, una de las afectadas, aseguró que en reiteradas ocasiones
ha acudido ante las autoridades del Cerro en busca de una solución para
su vivienda, pero no ha recibido respuestas concretas.

"Me dicen que no tienen un lugar donde meterme y yo lo que sé es que no
puedo seguir aquí. Este cuarto se moja completo y las paredes están
cuarteadas. Los que han venido a ver la casa han dicho que lo que lleva
es demolición, pero no se ha podido hacer nada porque la Vicepresidenta
de Construcción a nivel municipal, dice que no tiene un local para el
que podamos ir".

Source: Funcionarios admiten serios problemas alrededor de los subsidios
a la construcción | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1498576856_32173.html
06/27/2017 05:55 PM
Informe: Las tierras agrícolas cubanas están en barbecho y la producción languidece
Informe: Las tierras agrícolas cubanas están en barbecho y la producción
languidece
AGENCIAS | La Habana | 27 de Junio de 2017 - 13:32 CEST.

Más de la mitad de la tierra cultivable de Cuba permanece en barbecho
casi una década después de que el Gobierno se comprometiera a
cultivarla, mientras la producción languidece, según un informe
gubernamental citado por Reuters.

El informe difundido durante este fin de semana por la Oficina Nacional
de Estadísticas (ONEI) indicó solo una leve mejora en 2016 con respecto
al año anterior.

El Estado posee el 80% de la tierra y alquila la mayor parte de ella a
agricultores y cooperativas. El resto, un 20%, es propiedad de
agricultores, familias y cooperativas.

A pesar del arrendamiento de pequeñas parcelas de tierra a unos 200.000
agricultores durante la última década, el informe precisó que solo 2,7
millones de hectáreas (6,7 millones de acres) de los 6,2 millones de
hectáreas disponibles están cultivadas.

Según apunta Reuters, el Gobierno cubano a menudo culpa por el pobre uso
de la tierra y la baja producción al mal tiempo, a la falta de mano de
obra y de capital, mientras que los críticos señalan que es debido a la
falta de propiedad privada y de inversión extranjera, así como a la
infraestructura desvencijada y la burocracia al estilo "soviético".

El general Raúl Castro inició el arrendamiento de tierras,
descentralizando la toma de decisiones e introduciendo mecanismos de
mercado en el sector. Pero el Estado ha retrocedido en varias de
estas reformas, entre otras cosas por medidas como la fijación de
precios y el control de la mayor parte de la distribución.

Cuba importa más del 60% de los alimentos que consume a un costo de
alrededor de 2.000 millones de dólares anuales, principalmente cereales
y granos a granel (como arroz, maíz, soja y frijoles), así como leche en
polvo y pollo.

El año pasado, 232 millones de dólares de las importaciones vinieron de
los Estados Unidos bajo una excepción al embargo comercial que permite
las ventas agrícolas en efectivo.

El país no produce trigo ni soja, aunque se están realizando
experimentos para producir este último. Durante la última década, el
Gobierno ha invertido millones de dólares en maíz, arroz, frijoles,
carne y producción de leche con la esperanza de reducir las
importaciones, pero con poco éxito.

La producción de arroz no procesado fue de 514.000 toneladas en 2016, un
aumento de más del 20% con respecto al año anterior. Pero esa cifra, que
representa apenas un tercio del consumo nacional, apenas sobrepasó las
436.000 toneladas reportadas en 2008 y fue menos de las 642.000
producidas hace cinco años.

Los frijoles pesaron 137.000 toneladas, un aumento de más del 15% con
respecto al año anterior y en comparación con 117.000 en 2012, pero poco
cambió de la cifra de 127.000 toneladas de 2008.

El maíz, con 404.000 toneladas el año pasado, subió un 10% respecto a
2015, pero solo cubrió un tercio del consumo nacional.

La producción de cerdo y vacuno ha aumentado, mientras que la producción
de leche, pollo y huevos se ha estancado, según el informe de la ONEI.

Los cultivos de exportación, desde el café y los cítricos hasta el
tabaco y la caña de azúcar, no han aumentado significativamente y, en
algunos casos, han disminuido.

El tonelaje de hortalizas de raíz y hortalizas ha mejorado un 15% en el
decenio y alcanzó los 5,3 millones de toneladas el año pasado, un
aumento de 200.000 toneladas.

Los plátanos de fruta y de vianda aumentaron un 15%, llegando a un
millón de toneladas en 2016, en comparación con un promedio de alrededor
de 850.000 toneladas a lo largo de la década.

Source: Informe: Las tierras agrícolas cubanas están en barbecho y la
producción languidece | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1498563179_32164.html
06/27/2017 05:54 PM
Un avión con destino a Holguín aterriza de emergencia en Manchester por 'fallos técnicos'
Un avión con destino a Holguín aterriza de emergencia en Manchester por
'fallos técnicos'
DDC | Londres | 27 de Junio de 2017 - 12:41 CEST.

Un avión de la compañía Thomas Cook que viajaba este lunes desde Reino
Unido hacia Cuba tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en
Manchester por "fallos técnicos", según informa Daily Mail.

El vuelo aterrizó alrededor de las 3:00 pm y llegó con el ala izquierda
rota, aunque el fallo técnico por el que tuvieron que volver a tierra
fue una alerta de bajo nivel de combustible.

Un portavoz del aeropuerto de Manchester señaló que el avión había
salido con retraso a las 12:20 pm (hora local) con 322 pasajeros a bordo
y se vio obligado a dar marcha atrás mientras volaba sobre Irlanda.

El vuelo MT2652 de Thomas Cook Airlines iba con destino a Holguín y
estaba programado para llegar a Cuba a las 2:35 pm hora local (7:35 pm
en el Reino Unido).

"La seguridad siempre viene primero y el avión se someterá a un chequeo
de seguridad completo antes de volver al servicio. Pedimos disculpas a
nuestros clientes por la demora", señaló un portavoz de la aerolínea.

Asimismo, explicó que el ala del avión está siendo reparada, pero que el
aparato es seguro para volar a pesar de este desperfecto.

Thomas Cook Airlines dio alojamiento en un hotel a los pasajeros,
mientras su avión está en mantenimiento.

Source: Un avión con destino a Holguín aterriza de emergencia en
Manchester por 'fallos técnicos' | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1498560107_32159.html
06/27/2017 05:53 PM
Las misiones internacionales provocan problemas psicológicos a los médicos cubanos
'Las misiones internacionales provocan problemas psicológicos a los
médicos cubanos'
DDC | La Habana | 27 de Junio de 2017 - 01:14 CEST.

Los médicos cubanos sufren ciertos padecimientos psicológicos tras
regresar de misiones internacionalistas a las que los envía el Gobierno,
apuntaron varios especialistas a Martí Noticias.

"Son frecuentes los trastornos de ansiedad, los trastornos depresivos y
muchas crisis familiares. Hay otros que han estado con certificado
médico por periodos prolongados, por especialidades de psiquiatría
específicamente. Yo conozco a varios de ellos", advirtió Arnoldo de la
Cruz, clínico de la localidad de Palma Soriano, en Santiago de Cuba.

Estos padecimientos psicológicos tienen dos causas principales, según
apunta Martí Noticias, una de ellas son "las vivencias traumáticas" en
el país de la misión y otra el impacto de regresar a la Isla después de
vivir en "sociedades libres y democráticas".

"A mí en lo particular muchos médicos me lo han dicho: 'Compadre, yo no
me adapto a esto aquí. Verdad que no me siento bien. Me cuesta trabajo
hacer este trabajo aquí'. El médico que sale y viene, ya viene con una
visión totalmente distinta, una visión bastante clara de lo que es vivir
en un mundo, en una sociedad abierta, en una sociedad democrática",
detalló el terapeuta Roberto Serrano.

Yanel González, un médico cubano que reside en EEUU desde hace dos años,
contó a Martí Noticias que fue diagnosticado como hipertenso por varias
situaciones estresantes que vivió en Venezuela.

"Una tarde mientras estaba de guardia en el Centro de Diagnóstico
Integral, CDI, llegaron tres pacientes al mismo tiempo, uno de ellos
herido de arma de fuego. Y uno de sus familiares comentó: 'Si se muere,
usted también, doctor'. Así de simple", rememoró González.

De la Cruz, por su parte, señaló que algunos colegas han terminado
siendo sus pacientes.

"Tengo algunos médicos que son mis pacientes actualmente, que han
sufrido enfermedades que inclusive les han dejado daños también
orgánicos. Las secuelas orgánicas han quedado allí y las psicológicas
también", apuntó.

"El médico que sale de misión prácticamente no quiere trabajar aquí.
Cuando llega aquí lo que esta es mucho más preocupado por volver a salir
que por hacer su labor acá desde el punto de vista médico", añadió Serrano.

El terapeuta agregó que muchos de estos médicos que regresan de misión
"manifiestan desinterés por su trabajo en la Isla y se muestran ansiosos
por volver a salir" a otro país, en muchos casos para volver a ganar dinero.

Médicos cubanos trabajaban en 62 países al cierre de 2016, en 35 de los
cuales el Gobierno cobró por sus servicios, según estadísticas oficiales
publicadas en abril.

El Anuario Estadístico de Salud 2016, publicado por el sitio oficial
especializado Infomed, no registra la cantidad de profesionales que
intervienen en esas misiones, pero según el Ministerio de Salud, a
mediados de 2015 eran más de 50.000, la mitad de ellos médicos.

Aparte de Venezuela y Brasil, los mercados más importantes, los
médicos cubanos están en países como Qatar, Kuwait, China, Argelia,
Arabia Saudita y Sudáfrica.

Los profesionales de la Salud cubanos que trabajan en el exterior suelen
encontrarse en condiciones de semiesclavitud. Muchas veces tienen
restringida la libertad de movimiento.

El Gobierno cubano se queda con hasta el 75% de los salarios que pagan
los países de destino por los profesionales de la Isla. No obstante, la
participación en estos programas es un alivio para los médicos, cuyo
salario en Cuba no supera los 70 dólares al mes.

Source: 'Las misiones internacionales provocan problemas psicológicos a
los médicos cubanos' | Diario de Cuba -
http://www.diariodecuba.com/cuba/1498518881_32154.html
06/27/2017 05:23 PM
Informe: Cuba vive un renacimiento de la clase media y el sector privado
Informe: Cuba vive un renacimiento de la clase media y el sector privado
De acuerdo al documento, los emprendedores cubanos que trabajan en las
modalidades citadas y otras autorizadas por cuenta propia "han formado
un tejido empresarial muy exitoso"
Agencias, Madrid | 27/06/2017 12:34 pm

Fruto del histórico "deshielo" entre EEUU y Cuba y varias reformas
económicas internas, una nueva clase media con "alto poder adquisitivo"
se ha gestado en la Isla, dando origen a un "verdadero boom en el sector
privado cubano", resaltó en un informe The Havana Consulting Group (THCG).
Se trata de una clase media que ha crecido rápidamente y dado una clara
muestra de "autonomía económica, gran emprendimiento, poder innovador y
una tremenda fuerza para generar riqueza", indica el artículo elaborado
por Emilio Morales, presidente del THCG, informa la agencia Efe.
Aunque todavía de forma limitada, esta nueva clase media ha logrado en
el período 2010-2016 concretar modelos de negocio "muy exitosos y
lucrativos", que van desde "paladares" (restaurantes privados) y hoteles
para el alquiler de habitaciones hasta salones de belleza, talleres para
reparación de teléfonos móviles o venta de calzado.
Los paladares se convirtieron en 2016 en la modalidad más lucrativa de
negocio, con 1.716 licencias otorgadas y una facturación máxima anual
estimada en CUC (peso convertible cubano equivalente a dólares) de algo
más de $693 millones.
En segundo lugar se situaron los salones de belleza, con 17.837
licencias y una facturación máxima estimada de unos 120 millones de CUC,
seguidos del mercado mayorista a distancia y el hospedaje (alquiler de
viviendas y habitaciones).
Según el THCG Business Report del mes de junio, los emprendedores
cubanos que trabajan en las modalidades citadas y otras autorizadas por
cuenta propia "han formado un tejido empresarial muy exitoso".
Sin duda, destaca en el informe Morales, la ayuda económica de los
cubanos en el exterior supone un "factor clave" en el desarrollo del
naciente sector privado en la isla caribeña, un mercado de bienes y
servicios que se estima entre $2.500 y $3.800 millones.
Especial relevancia alcanza el capítulo de las remesas enviadas por la
diáspora cubana, en la actualidad la principal fuente para el
sostenimiento del "comercio minorista dolarizado de la Isla y su valor
total".
Así, entre los años 2009 y 2016, durante el mandato del entonces
presidente Barack Obama, los cubanos recibieron $21.235 millones en
remesas en efectivo, lo que supone un crecimiento del 108,4 %. Solo en
2016, las remesas ascendieron a $3.444 millones, comparado con $1.653
millones en 2009.
También ayudó la apertura económica puesta en marcha por el gobernante
cubano, Raúl Castro, que "permitió la expansión del sector privado a 201
modalidades en un ambiente de leyes más flexibles", señala el reporte.
El informe apunta que, al cierre de 2016, se reportaban unos "535.000
cubanos trabajando directamente en el sector privado de forma legal por
medio de licencias", frente a los 157.371 que lo hacían en el año 2010.
Morales recuerda que, no obstante, los emprendedores sufren numerosas
limitaciones por parte de la Administración cubana, como los altos
impuestos o la falta de un mercado mayorista para adquirir bienes.
Y es que, como subraya el artículo, el sector estatal cubano ha
alcanzado un peso en la economía como nunca había tenido en los 60 años
de gobierno comunista.
De hecho, precisa, las Fuerzas Armadas cubana (el Grupo GEASA y el
Minint) "controlan sectores estratégicos": el 85 % del mercado
minorista, el 40 % del sector hotelero, la Zona Especial de Desarrollo
del Mariel y el 27 % de ETECSA (empresa de telecomunicaciones estatal),
entro otros.
Resalta también el informe el "crecimiento meteórico" del turismo
nacional en los últimos nueve años, con 991.122 cubanos hospedados en 2016.

Source: Informe: Cuba vive un renacimiento de la clase media y el sector
privado - Noticias - Cuba - Cuba Encuentro -
http://www.cubaencuentro.com/cuba/noticias/informe-cuba-vive-un-renacimiento-de-la-clase-media-y-el-sector-privado-329845
06/26/2017 08:34 PM
El letargo de un pueblo costero en Camagüey
El letargo de un pueblo costero en Camagüey
REINALDO ESCOBAR, Florida | Junio 26, 2017

"El agua de mar lo limpia todo", reflexiona Agustín mientras pregona su
mercancía. Este antiguo ayudante de forense, a sus 74 años, se dedica a
alquilar cámaras inflables para los pescadores de Playa Florida, en
Camagüey, una franja costera donde los turistas apenas llegan y la
crisis económica se hace sentir con fuerza.

"Vine aquí para quitarme el olor a muerto y lo logré", bromea el
trabajador, uno de los pocos vecinos que este viernes se veía en las
despobladas calles. A cada lado, muchas de las pocas casas que no
parecen vacías, exhiben un cartel de "se vende". "Toda Playa Florida
está a remate pero nadie la quiere comprar", ironiza un residente.

Carente de la belleza natural de la costa norte, sin industrias
funcionando ni importantes cultivos, la zona atraviesa tiempos de
penurias que se han agudizado en los últimos años. En la carretera de
entrada, un ancla carcomida por el óxido adelanta al visitante el
letargo que encontrará en el lugar.

Solo 40 kilómetros separan al poblado de pescadores de la cabecera
municipal, pero se necesitan entre cuatro y seis horas para cubrir el
trayecto debido al mal estado del camino y al poco flujo de transporte.
A ambos lados de la vía, el marabú se alza desafiante.

La incomunicación se ceba con el pueblo. En ningún lugar entre sus
apretadas calles se ha instalado un teléfono público y los celulares
solo logran captar la señal en los alrededores del consultorio médico,
debido a la mala cobertura del área.

La escasa movilidad también ahoga a los pequeños negocios de la zona. El
restaurante particular Comida Criolla sobrevive a duras penas después de
cinco años abierto. Alfredo, el chef de la paladar, cuenta que "de vez
en cuando llega algún turista extranjero". Gente que "anda explorando
todos los rincones con un mapa en la mano", pero son los menos.

De los 4 millones de visitantes que arribaron a Cuba el pasado año,
apenas unas decenas llegaron hasta esta costa sin arenas blancas ni agua
cristalina, donde para darse un chapuzón el bañista debe usar calzado y
evadir el fango, las piedras y las raíces de los mangles.

"Sin turistas no hay dinero", cuenta a 14ymedio Bururú, un improvisado
agente inmobiliario. El elevado número de viviendas en venta ha
provocado un desplome de los precios en la zona. "Una casa de dos
habitaciones, con portal, cisterna y jardín puede costar hasta menos de
1.000 CUC", comenta.

"A esta le pusieron un jacuzzi en el baño y todos los muebles que tiene
adentro son de la shopping", afirma Bururú mientras señala un inmueble
recién pintado. El negociante se toma su tiempo para describir las
características de cada vivienda, deseoso de poder concretar al menos
una venta.

"La gente no quiere quedarse porque aquí no hay nada que hacer", explica
a 14ymedio. El hombre achaca la estampida a que "no hay opciones
recreativas y tampoco dónde trabajar". "[La pesca] no es tan buena como
en otros lugares, así que da para comer pero no para vivir del mar",
remacha.

Apostado cerca de la costa, un pescador quita las escamas a un róbalo
que ha capturado en la mañana. "Lo tengo comprometido a una familia que
lo quiere para celebrar el cumpleaños del hijo más chiquito", le
responde a una mujer que indaga por el precio del pescado.

"La pesca está muy afectada desde que hicieron el terraplén", asegura el
pescador. "En esta zona antes se conseguía una buena cantidad de
ostiones, pero eso ha disminuido mucho", agrega.

La estrecha y accidentada carretera de acceso parte en dos el humedal
que ha perdido parte del mangle en su zona sur. "Aquí vinieron expertos
a revisar y dijeron que al cortar el flujo de agua había aumentado la
salinidad y eso está matando al mangle".

El Programa de Pequeñas Donaciones de las Naciones Unidas entregó en
2009 un financiamiento de más de 40.000 dólares para la recuperación del
ecosistema, pero ocho años después los daños apenas se han revertido.
"El agua de mar ha entrado por el río Mala Fama tierra adentro", comenta
el pescador.

La costa también se ha afectado con la subida del nivel del mar, hasta
el punto de que los rumores de trasladar el pueblo han aumentado en los
últimos años. Unas empalizadas de madera intentan frenar el empuje de
las olas durante los huracanes, pero parecen ridículos palillos frente a
la inmensidad del Caribe.

El cuadro del deterioro lo completa la base de campismo Argentina donde
desde hace meses no llega el suministro de electricidad ni de agua.
Julia, la custodia que vela a la entrada del abandonado local, se
muestra categórica. "Aquí en Playa Florida lo único que hay en
abundancia son jejenes y mosquitos".

Source: El letargo de un pueblo costero en Camagüey -
http://www.14ymedio.com/nacional/Playa-Florida-salitre-abandono-unen_0_2243175666.html
06/26/2017 08:26 PM
Las condiciones de Donald Trump
Las condiciones de Donald Trump
26 de junio de 2017 - 11:06 - Por LUIS LEONEL LEÓN

Bienestar y desarrollo sin libertad es un espejismo, una trampa, un
imposible. Las más prósperas y democráticas sociedades contemporáneas lo
siguen demostrado
@LuisLeonelLeon / llleon@diariolasamericas.com

Pareciera inevitable: Donald Trump funciona como un liberador de
pasiones. Y su mirada hacia Cuba no es ni será la excepción.

Hace unos días viajó al teatro Manuel Artime de Miami para firmar, ante
cubanos y cubanoamericanos, sus directrices para con el castrismo.
Además de sus seguidores asistieron quienes al darle su voto anhelaban
cancelar el acercamiento promovido por Barack Obama, que no pocos de sus
críticos han calificado de extremadamente permisivo y a favor del
régimen, pero no de los cubanos. Criterio que comparte un amplio sector
del exilio y de la oposición interna, representada también en el evento.

La presencia de Trump desató fogosidades a ambos lados de la balanza.
Unos le agradecieron, otros reclamaron acciones más radicales contra la
dictadura y no faltaron los que automáticamente atacan todo lo que dice
o hace el presidente (sobre todo los entusiastas de Hillary Clinton que
aún no aceptan la derrota electoral, perdiendo de vista, o asumiéndolo,
que con tal de no que aceptar a Trump a veces terminan abrazando a
Castro). Así suelen ser las pasiones de los anti-Trump.

"Respetaremos la soberanía de Cuba pero nunca daremos la espalda al
pueblo" y "hasta que los cubanos no tengan elecciones libres y partidos
políticos legales, no levantaremos las sanciones al régimen cubano",
dijo Trump. Nos guste o no el presidente, los cubanos que vivimos en
democracia ahora podemos exigirle el cumplimiento de estas promesas. En
ello deberíamos concentrarnos.

¿Antes qué pasó? En sus ocho años de gobierno, a pesar de lo que arguyan
sus fanáticos, Obama no actuó bien con los cubanos, con el pueblo. No
era difícil prever que su apretón de manos con Castro -en el supuesto
caso de que fuera una estrategia para acabar la dictadura- no
funcionaría. Es una actitud ilusa, o de confabulados, proyectar que un
sistema que nunca ha hecho solo guiño de querer cambiar nada, iba a
dejarse asfixiar por un abrazo de reconfortante economía.

Hay quienes defienden que lloviznando la isla de "capitalismo"
(refiriéndose a retomar los negocios por cuenta propia que el castrismo
permitió en los años noventa y que luego asfixió) los cubanos podrán
acceder a la libertad. Idea que trueca la ecuación que hasta ahora ha
funcionado en el mundo. Muchos quisiéramos poder asumir la esperanza de
que una economía de timbiriche, que es a lo más que se puede aspirar en
el sistema cubano, traiga libertad y prosperidad al ciudadano promedio.
Fortalecer el capital de ese inescrupuloso Estado policial, eso sí. Pero
el camino al progreso es y será siempre al revés: primero la libertad.
Bienestar y desarrollo sin libertad es un espejismo, una trampa, un
imposible. Las más prósperas y democráticas sociedades contemporáneas lo
siguen demostrado.

No hay que ser muy listo para darse cuenta que los beneficios de la
apertura que Obama pactó con Castro son para la clase privilegiada del
régimen y sus adeptos. Basta escuchar el testimonio de los cubanos que
no temen contar la verdad, los opositores, que son parte del pueblo y
que desde el mismo día de la visita de Obama a La Habana, sufren el
aumento de la represión mientras las empresas estatales, controladas
cada vez más por los militares, se enriquecen, fortalecen y le dejan
bien claro a sus trabajadores que ellos son los capataces de la
plantación de los Castro.

Viéndolo en el contexto de las Américas, casi dos años después de la
muerte de Hugo Chávez y en medio del declive de Nicolás Maduro, el trato
de Obama con Castro, maquinado a espaldas de los legisladores
cubanoamericanos y de los opositores al régimen, fue un regalo de tanque
lleno en medio de una carretera desértica. Una entrega de casi todo a
cambio de nada, como reclamaron tantos exiliados.

Incondicionales de Obama expresan que su abrazo legitimador al régimen
hizo crecer el espíritu emprendedor del cubano. Otra gran falacia. Los
cubanos han sido tan emprendedores como otros pueblos, pero en 1959
Castro hundió al país en el totalitarismo donde no caben los
emprendedores, a no ser los alineados al Estado, por lo que en ese caso
no podemos hablar de sociedad civil sino precisamente de su contrario,
el Estado.

Otro daño profundo a nuestra nación es la vulgar cultura de
sobrevivencia impuesta por el castrismo que afecta a más de una
generación. Es lamentable que el espíritu emprendedor se vea obligado a
reducirse a puestos de ventas de croquetas (las grandes paladares y
cadenas están en manos del régimen) y el cubano sigua mendigando todo,
incluso el más mínimo "permiso" de libertad. Un derecho que jamás fue
condición de Obama para restablecer relaciones.

Por estos días hay quienes han intentado comparar los discursos de Trump
en la Pequeña Habana, en un teatro repleto de cubanos libres, y el de
Obama en La Habana, ante un auditorio mayormente formado por cubanos
presos del régimen y de sus propios temores, frustraciones, penas,
complicidades.

En su mediático discurso en La Habana, no sé si por el peso de su ego,
por su ceguera, o por resbaloso contubernio, Obama afirmó,
equivocadamente, que con su visita enterraba "el último resquicio de la
Guerra Fría en el continente americano". También dijo, como buen
populista, que le extendía "una mano de amistad al pueblo cubano". Frase
ante la que no pude evitar recordar el juego de policía malo, policía bueno.

En su lindo discurso a los cubanos, Obama habló de democracia, pero
dirigiéndose a Castro como un legítimo presidente y no como el cruel
dictador que es. Jamás habló de violaciones de derechos humanos,
crímenes de lesa humanidad, libertad para los presos políticos. No
mencionó a los grupos opositores (siquiera a los que fueron brutalmente
golpeados y encarcelados la víspera de su visita). No le dijo que sabía
que los cubanos llevaban décadas viviendo bajo un sistema policial, sin
esa "democracia" de la que él hablaba. No encaró al dictador y le dijo
que la democracia era justamente todo lo contrario a lo que sucedía
todos los días en Cuba. Habló, tal como hizo Castro, de "diferencias".
Pero sin mencionar las palabras prohibidas: dictadura, totalitarismo,
elecciones pluripartidistas y libres ni mucho menos represión. Algunos
justifican su cautela argumentando que no podía hacerlo, o que esa no
era su estrategia o que no era políticamente correcto. Si el trato entre
Obama y Castro requirió de no mencionar temas tabúes ni afrontar ciertas
realidades, entonces no fue un trato sino un teatro. Y en un teatro
largo y espantoso llevamos viviendo los cubanos desde 1959.

Una gran diferencia entre los dos discursos, es que mientras Obama
escuchó a los victimarios y apelaba (según hizo creer) a la capacidad
redentora del abrazo a los sicarios, en cambio Trump escuchó a las
víctimas, y especialmente a quienes mejor podía escuchar entre ellas:
los disidentes, los más afectados por el régimen y los que narran,
trascendiendo la coacción, la realidad de la isla. Mejor termómetro no
podía emplear.

Trump tampoco podía olvidar señalar a Venezuela, baluarte internacional
del corrupto y nefasto proyecto del socialismo del sigo XXI, que aunque
por la decadencia económica del chavismo ya no le aporte al castrismo la
misma cantidad de suministros que hace unos años atrás, sigue siendo una
importante fuente de recursos, no sólo de petróleo, obtenidos gracias al
narcotráfico y al trabajo sucio de los oficiales castristas dedicados a
la inteligencia militar y la represión, tareas por las que se llevan una
buena mascada de lo que Maduro le roba a los venezolanos.

El presidente no cerró la puerta y tiró la llave de las negociaciones
con La Habana. Lo que hizo fue poner condiciones, como siempre se debe
hacer en toda negociación justa y como jamás quiso hacer Obama. De ahí
el fracaso de su complaciente política. Trump dejó la mesa servida con
las condiciones de la democracia, recordando que el primer paso para
negociar con una dictadura es tratarla como tal. No abrazarla. Sólo el
temor, el fanatismo, el rencor o la ceguera pueden impedir aceptar lo
que es necesario.


Las opiniones emitidas en esta sección no tienen que reflejar la postura
editorial de este diario y son de exclusiva responsabilidad de los autores.

Source: Las condiciones de Donald Trump | Gobierno de Trump, Cuba -
http://www.diariolasamericas.com/opinion/las-condiciones-donald-trump-n4125289
06/26/2017 08:22 PM
284.565 estadounidenses visitaron Cuba en los primeros cinco meses de 2017
284.565 estadounidenses visitaron Cuba en los primeros cinco meses de 2017
25 de junio de 2017 - 14:06 - Por VERÓNICA EGUI BRITO

Una encuesta realizada por Morning Consult advierte que el 65% de los
votantes apoya el mantenimiento de la política de Cuba lanzada por
Obama. Solo un 18% se opone a ese acercamiento

En los cinco primeros meses de este año 284.565 estadounidenses
visitaron Cuba, un aumento de 145% con respecto a 2016, cuando 116.604
norteamericanos viajaron a la isla. De hecho, dicha cifra ya supera todo
el turismo estadounidense que hubo el año pasado, informó Josefina
Vidal, directora para EEUU del ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba.

En ese mismo período, 166.455 cubanos que viven en EEUU visitaron su
nación de origen, 45% más con respecto a los 114.391 que lo hicieron en
2016, luego de que el presidente Barack Obama flexibilizara los viajes a
la isla tras restablecer las relaciones diplomáticas con Raúl Castro en
diciembre del 2014, luego de 53 años.

Aunque el turismo estadounidense a Cuba sigue estando prohibido, Obama
flexibilizó los viajes a través de 12 categorías, entre las que se
incluyen motivos religiosos, culturales, educativos, ayuda humanitaria e
intercambios personales. Desde agosto de 2016 comenzaron a volar hacia
La Habana una decena de aerolíneas aéreas estadounidenses y se iniciaron
los viajes en cruceros.

Sin embargo, a solo treinta meses del deshielo entre EEUU y Cuba, el
nuevo presidente estadounidense Donald Trump promete revertir la
apertura con la isla al limitar los viajes, y prohibir el comercio con
empresas asociadas con las Fuerzas Armadas.

Pero como acabar con un legado no es tarea fácil, Trump no hizo los
cambios medulares de las políticas de Obama hacia Cuba. Se mantiene
abierta la embajada estadounidense en La Habana, no se prohíben los
vuelos comerciales ni los cruceros, y la polémica política de pies secos
y mojados que derogó el demócrata, antes de entregar el mando al
magnate, no será restituida.

De hecho, de los nueve proyectos de ley que están en el Congreso para
proponer la liberación de las restricciones con Cuba, cinco han sido
introducidos por congresistas republicanos.

Adicionalmente, la población estadounidense no parece avalar la política
bilateral que propone Trump. Una encuesta realizada el 12 de junio por
Morning Consult en nombre de Engage Cuba, una organización que favorece
la liberalización continuada y ampliada de la política estadounidense
hacia la isla, advierte que el 65% de los votantes apoya el
mantenimiento de la política de Cuba lanzada por Obama. Solo un 18% se
opone a ese acercamiento.

La oposición ha Trump vendría incluso de sus filas partidistas; seis de
cada 10 republicanos están a favor de la reducción de los viajes y las
restricciones comerciales. Incluso 44% de los votantes de Trump apoyan
que cesen las restricciones del gobierno de los Estados Unidos hacia
Cuba, según el estudio de la Consumer Research de la Sociedad Americana
de Agentes de Viajes (ASTA, por sus siglas en inglés).

Casi un tercio de los partidarios de Trump no opinan sobre el asunto,
mientras que el 27% se opone fuertemente, o en cierta medida, a
facilitar los viajes a Cuba.

Impacto de revertir las políticas de acercamiento

De acuerdo al informe "El impacto económico del endurecimiento de las
regulaciones de EEUU sobre Cuba", realizado por Engage Cuba, revertir
las políticas hacia la isla provocaría pérdidas económicas para EEUU
superiores a los 6.600 millones de dólares, afectando 12.295 puestos de
trabajo.

En el desglose de Engage Cuba, las tres áreas afectadas serían la
industria de viajes, con pérdidas de 3.500 millones de dólares y 10.154
puestos de trabajo; la manufactura con 929 millones de dólares y 1.359
empleos; y el envío de remesas con 1.200 millones de dólares y 782 trabajos.

Una reversión de estos cambios resultaría en una desaceleración
comercial y pérdida de miles de empleos, incluso antes de que se tengan
en cuenta los efectos inducidos.

"Antes de cambiar las regulaciones, la Administración debe considerar
cuidadosamente las futuras oportunidades para los negocios de EEUU. Cuba
necesita inversiones en todos los ámbitos: telecomunicaciones,
agricultura, construcción, vivienda, farmacéuticos y biotecnológicos, y
energía, además de la necesidad de importaciones para el consumo
(alimentos, bienes de consumo, bienes de consumo duraderos), y los
exportadores estadounidenses son los mejores para satisfacer estas
necesidades", sentencia el estudio de Engage Cuba.

Source: 284.565 estadounidenses visitaron Cuba en los primeros cinco
meses de 2017 | Cuba, EEUU -
http://www.diariolasamericas.com/america-latina/284565-estadounidenses-visitaron-cuba-los-primeros-cinco-meses-2017-n4125233
06/26/2017 08:00 PM
Discurso y medidas de Trump sobre Cuba generan intenso debate
Discurso y medidas de Trump sobre Cuba generan intenso debate
NORA GÁMEZ TORRES
ngameztorres@elnuevoherald.com

Y allá vamos otra vez. Como casi siempre sucede con el tema cubano, el
anuncio de un cambio de política de Estados Unidos, realizado por el
presidente Donald Trump en Miami la semana pasada, ha generado una
intensa controversia.

Rodeado de exiliados y disidentes cubanos, y entre gritos de "U.S.A",
Trump anunció la "cancelación" del acuerdo alcanzado por el presidente
Barack Obama con el gobierno de Raúl Castro. Asimismo, firmó un
memorando que prohíbe las transacciones directas con las empresas
controladas por los militares cubanos, entre ellas las que pertenecen al
Grupo de Administración Empresarial (GAESA), y elimina los viajes
individuales de estadounidenses bajo la categoría autorizada de
"contactos pueblo a pueblo". El memorando también ordena al Departamento
del Tesoro la realización de auditorías a los viajeros estadounidenses
que vayan a Cuba.

La verdadera extensión de las medidas sólo podrá conocerse cuando las
distintas agencias federales implementen las nuevas normas. No obstante,
queda claro que el gobierno de Trump no dio marcha atrás completamente
al deshielo.

Entusiastas, escépticos, expertos y críticos se han volcado a alabar,
analizar, cuestionar o rechazar la nueva política. Estas son algunas de
las reacciones al discurso y las medidas tomadas por Trump.

Jorge Luis García Pérez "Antúnez", opositor: "El haber mencionado los
fusilamientos, la cárcel, la situación de los derechos humanos en Cuba,
eso habla por sí solo... La presencia de un conglomerado bastante
numeroso de organizaciones del exilio y de miembros de la resistencia
interna allí [en el teatro Manuel Artime] de diferentes generaciones y
épocas, eso tiene una carga más allá o más importante que las propias
medidas que se van implementar. Ya eso constituye de por sí una gran
victoria".

Marcell Felipe, presidente de Inspire America: "Lo más significativo que
sucedió el viernes es que se derogó la directiva presidencial de Obama
de octubre de 2016 donde [sic] el presidente publicó que la democracia
en Cuba ya no era un objetivo de la política americana...[Otro aspecto
es la] Parte simbólica, el presidente dejó bien claro y reafirmó que no
había negociación ninguna con la dictadura castrista hasta que se
cumplan los requisitos de la Ley Helms-Burton. Eso es un cambio de
política dramático...

CubaOne Foundation "La administración de Trump ha dicho que su objetivo
es apoyar al sector privado cubano. Nosotros apoyamos fuertemente este
objetivo pero nos preocupa que la complejidad de la regulaciones, las
amenazas de realizar auditorías y el lenguaje incendiario pueda hacer
más daño que beneficio. Un cambio en el tono y mayor claridad serían
bienvenidos.

Algunos argumentan que las nuevas regulaciones dañarán al sector privado
y nosotros no vamos a emitir juicio sobre este aspecto de la política
hasta que las nuevas regulaciones hayan sido redactadas y publicadas. No
obstante, continuaremos alentando a quienes diseñan las políticas a
crear medidas que apoyen la actividad del sector privado y faciliten el
acercamiento entre el pueblo americano y el cubano".

Cuba Study Group "El anuncio del presidente Trump indica hoy hasta qué
punto se ha movido el debate sobre la política hacia Cuba, a pesar de la
intensa presión de los escasos partidarios de la línea dura en el
Congreso. Muchos de los logros de la normalización permanecen intactos.
En el mejor de los casos, esta es una victoria parcial para aquellos que
esperaban revertir el aumento de los lazos bilaterales. Sin embargo, el
Cuba Study Group reitera su opinión de que el flujo completamente libre
de personas, ideas, información y bienes ayuda —en lugar de
obstaculizar— el logro una reforma significativa en la isla. Por lo
tanto, exhortamos al presidente Trump a rechazar las medidas parciales
que ha propuesto hoy y seguir una política de plena normalización con la
isla".

Alan Gross, ex contratista que estuvo preso en Cuba 5 años y fue
liberado el 17 de diciembre del 2014 "Debo expresar mi preocupación por
la falta de claridad en lo que el presidente de Estados Unidos realmente
desea que genere el Departamento del Tesoro a partir de los próximos 30
días [las regulaciones]. Además de eso, casi todo lo que discutió el
presidente, sin entrar en detalles, dañará al emergente sector privado
de la economía. Por ejemplo, al restringir los viajes individuales a
Cuba para favorecer los viajes en grupos, el negocio de Airbnb
probablemente se afectará porque no puede acomodar grupos. Del mismo
modo sucederá con los pequeños restaurantes privados, las aerolíneas
estadounidenses, los taxis privados, etcétera... Y eso sólo es el
inicio. [Las medidas de Trump] no causarán la renuncia del gobierno cubano.

Myriam Celaya, periodista independiente "Lo cierto es que hasta el
momento el gran ganador de las propuestas de Trump es precisamente el
castrismo, toda vez que la retórica de la confrontación es el campo
natural de su discurso ideológico al interior y al exterior de la
isla... Mientras tanto, el "pueblo cubano" —sin voz ni voto en toda esta
saga— sigue siendo el perdedor, apenas un rehén de políticas e intereses
muy ajenos cuya representación se disputan a porfía tanto la dictadura
como el gobierno estadounidense y una buena parte de la oposición.

Habrá que dar al señor Trump las gracias por nada. Una vez más se
enmascara la verdadera causa de la crisis cubana —esto es, la naturaleza
dictatorial y represiva de su gobierno— y vuelve a colocarse la
"solución" de los males de Cuba en las decisiones del gobierno
estadounidense". (Cubanet) 

Michael J. Bustamente, profesor de la Universidad de la Florida "Los
mayores perdedores en todo esto son los cubanos de a pie, no los
estadounidenses... La Casa Blanca afirma que las nuevas medidas están
destinadas a "canalizar fondos hacia el pueblo cubano" y no hacia el
gobierno cubano, específicamente los militares. (No importa que la
administración parezca estar perfectamente dispuesta a comerciar con
fuerzas armadas represivas en otros lugares.) En realidad, el
efecto—especialmente el de las nuevas restricciones de viajes—será
exactamente lo contrario. Al eliminar los viajes individuales [en la
categoría de contacto] de persona a persona, es muy probable que muchos
menos ciudadanos estadounidenses visiten la isla y se alojen en casas
privadas, [y visiten], restaurantes y otras pequeñas empresas de los
cubanos. En cambio, la nueva política obligará a los viajeros a
[participar de] un mercado más limitado de viajes en grupo para los
contactos pueblo pueblo, que se seguirán permitiendo, pero son
administrados por organizaciones estadounidenses en colaboración con
agencias de turismo patrocinadas por el gobierno cubano." (Foreign Affairs)

John Kavulich, presidente del U.S.-Cuba Trade and Economic Council ¿El
presidente Donald Trump canceló inmediatamente "el acuerdo completamente
unilateral de la última administración con Cuba"? No, no lo hizo.
¿Recibió el gobierno de Cuba más de lo que ofreció al gobierno de Obama?
Desde una perspectiva comercial y financiera, absolutamente cierto...

La respuesta del gobierno de Cuba a las iniciativas del gobierno de
Trump no tendrá la elasticidad de años anteriores debido a las presiones
cada vez más negativas sobre la economía... de los precios de las
importaciones y exportaciones, la falta de recursos financieros y la
disminución de relaciones beneficiosas como las que tiene con Venezuela
(...) Si Cuba mantiene las políticas comerciales, económicas y políticas
que retrasan las oportunidades para sus ciudadanos, como Estados Unidos
define esas oportunidades y por lo tanto impone límites a la prosperidad
y el éxito, Cuba será rehén de los intereses de los Estados Unidos.

Es deshonesto absolver... al gobierno de Cuba por contribuir al entorno
en el que las iniciativas del gobierno de Trump tratarán de aterrizar
(...) Tanto la acción como la falta de acción tienen consecuencias.

Blogueros oficialistas (entre ellos el cantautor Silvio Rodríguez) Los
blogueros cubanos que suscribimos esta declaración, así como en su
momento, seguimos y animamos el acercamiento entre las dos naciones, a
pesar de sus diferencias, rechazamos la vuelta al discurso ofensivo y la
política de las cavernas, tantas veces derrotada; reprobamos toda
intención de fuerza contra la isla, al tiempo que descalificamos a
terroristas y políticos tramposos como interlocutores válidos para los
cubanos.

El presidente Trump ha de saber que su mandato no se extiende a Cuba y
sus ofensas en el show de la "era del hielo" sólo sirven para reforzar
el sentimiento antiimperialista, como una razón más de unidad (Cubadebate).

Bruno Rodríguez, ministro de Relaciones Exteriores de Cuba. "Sin dudas,
la política del presidente Trump marca un retroceso en las relaciones
bilaterales... Anticipo que dichas medidas afectarán las relaciones del
gobierno de Estados Unidos con la América Latina y el Caribe y dañarán
gravemente la credibilidad de su política exterior (...)

Traerán daños económicos no sólo a las empresas estatales en Cuba, sino
también a las cooperativas y dañarán especialmente a los trabajadores
por cuenta propia o privados. Harán daño también y aumentarán la
discriminación contra la emigración cubana asentada en Estados Unidos.

Parece infantil la predicción de que con esta política podrían separar
al pueblo del gobierno o a los ciudadanos de nuestras gloriosas Fuerzas
Armadas Revolucionarias y el Ministerio del Interior, que son el pueblo
uniformado. Al contrario, estas medidas refuerzan nuestro
patriotismo..." (Granma)

Siga a Nora Gámez Torres en Twitter: @ngameztorres

Source: Política de Trump hacia Cuba genera controversia | El Nuevo
Herald -
http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article158141654.html
06/26/2017 07:58 PM
La nueva política hacia Cuba parece tener una ‘cláusula venenosa’ sobre las remesas
La nueva política hacia Cuba parece tener una 'cláusula venenosa' sobre
las remesas
MIMI WHITEFIELD
mwhitefield@miamiherald.com

William LeoGrande, profesor de la American University especializado en
las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, dice que todo parece indicar
que la nueva política hacia Cuba del presidente Donald Trump tiene una
"cláusula venenosa" con el potencial de reducir las remesas a más de 1
millón de cubanos.

El memorando sobre el fortalecimiento de la política hacia Cuba que
Trump firmó la semana pasada en Miami expresa específicamente que los
cambios normativos no deben prohibir "el envío, procesamiento y
recepción de remesas autorizadas", el dinero que se envía desde Estados
Unidos a familiares y amigos en la isla.

En este momento se pueden enviar remesas a prácticamente cualquier
persona en Cuba, con la excepción de los miembros del Consejo de
Ministros, que incluye al presidente, el primer vicepresidente, siete
vicepresidentes, ministros y un puñado de otros altos funcionarios y
altos cargos militares.

Pero el memorando de Trump amplía sustancialmente la definición de a
quién no se puede enviar dinero.

La nueva norma incluye no solamente a los ministros, viceministros y
miembros delos consejos de Estado y de Ministros, sino también a
miembros y empleados de la Asamblea Nacional del Poder Popular, miembros
de las asambleas provinciales, directivos locales de los Comités de
Defensa dela Revolución, directores generales, subdirectores y altos
funcionarios de todos los ministerios y entidades estatales cubanas,
empleados del Ministerio del Interior y del Ministerio de las Fuerzas
Armadas, y empleados del Tribunal Supremo Popular.

El memorando también incluye a secretarios y primeros secretarios de la
Central de Trabajadores de Cuba, y altos director de los principales
medios de comunicación.

Esta categoría tan amplia tiene el potencial de incluir a una cuarta
parte de la fuerza laboral cubana, dijo LeoGrande. "Esto significa una
prohibición de recibir remesas a millones de personas que trabajan para
los militares y GAESA", dijo.

El Grupo de Administración Empresarial (GAESA) es un conglomerado
militar cubano que controla una amplia parte de economía cubana,
incluido el Grupo de Turismo Gaviota. Una de las piedras angulares de la
nueva política de Trump hacia Cuba es canalizar el dinero y las
actividades comerciales norteamericanas para alejarlos de GAESA, y en su
lugar alentar a los estadounidenses y sus empresas a desarrollar
vínculos económicos con pequeños empresarios cubanos.

Pero ampliar la prohibición de quienes pueden recibir remesas tiene el
potencial de afectar a muchas familias cubanas, las mismas que Trump ha
dicho que quiere apoyar con su nueva política, dijo LeoGrande. Muchas
cubanos dependen del dinero que reciben de familiares y amigos en otros
países porque los salarios cubanos son muy bajos. Se calcula que a la
isla se envían anualmente $3,000 millones en remesas.

Entre las interrogantes, que deben aclararse cuando se redacten las
nuevas normas, está cómo definir a los empleados del Ministerio de las
Fuerzas Armadas.

Todos los varones cubanos deben pasar por el servicio militar
obligatorio. "¿Significa esto que un soldado en servicio activo es un
empleado del Ministerio de las Fuerzas Armadas y no puede recibir
remesas?", preguntó Robert Muse, abogado de Washington. "Hay que esperar
a una definición más precisa de lo que eso significa".

Tampoco se se sabe si una persona que sea oficinista o empleado de bajo
nivel de una empresa de GAESA se considera empleado del Ministerio de
las Fuerzas Armadas.

Tratar de dejar en claro esas definiciones puede convertirse
potencialmente en un dolor de cabeza para las compañías de envío de
remesas, dijo Muse.

En respuesta a una solicitud de información, Western Union, que ofrece
servicios de transferencia de dinero a Cuba desde Estados Unidos desde
1999 y que más recientemente comenzó a manejar las remesas de otras
partes del mundo hacia Cuba, indicó: "Western Union no cree que los
cambios tienen por fin afectar el envío de remesas autorizadas a Cuba".

Por su parte, LeoGrande agregó: "Quedan muchas cosas por aclarar. El
memorando es muy ambiguo".

Los observadores de la situación en Cuba también señalan una parte del
memorando que instruye al Departamento de Estado a identificar a las
"entidades o subentidades" controladas o que funcionan a nombre
"servicios o personal militar, de inteligencia o de los servicios de
seguridad" cubanos, y publicar una lista de personas que se
beneficiarían desproporcionadamente de "transacciones financieras
directas a costa del pueblo cubano o los emprendimientos privados en Cuba".

Cuba: política de Trump es un 'retroceso' en las relaciones bilaterales
Algunos analistas se han centrado en la palabra "directa" del memorando.
Directivas anteriores de la Oficina de Control de Activos Extranjeros
(OFAC), entidad del Departamento del Tesoro, por lo general se refieren
a transacciones financieras directas e indirectas.

"¿Significa esto que no se puede hacer una reservación en un hotel de
Gaviota hotel, pero sí pagarle a una compañía de turismo española para
que te haga una reservación en el Saratoga?", se preguntó Muse. (El
Hotel Saratoga opera bajo la compañía Habaguanex, que recientemente fue
transferida a manos de los militares cubanos).

Source: La nueva política de Trump hacia Cuba parece tener una 'cláusula
venenosa' sobre las remesas | El Nuevo Herald -
http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/cuba-es/article158148809.html
06/26/2017 07:52 PM
Trump confunde a empresarios con cambio político sobre Cuba
Trump confunde a empresarios con cambio político sobre Cuba
Mundo
Alfredo Jiménez Pereyra
Publicado el 26/06/2017

Diversas reacciones en el mundo político y empresarial causó la nueva
política estadounidense contra el Gobierno de Cuba. Las voces, tanto de
apoyo como de críticas, no se dejaron esperar contra la administración
del presidente Donald Trump.

Las nuevas políticas de Washington pusieron dos restricciones
importantes: prohibir a estadounidenses patrocinar instalaciones
relacionadas con el Ejército cubano, y ejercer mayor control sobre los
viajes de ciudadanos de EEUU a la isla.

La revista Forbes, en su edición del pasado lunes, indica que aunque lo
anunciado por Trump no es exactamente una cancelación de la política
anterior, implementada por el expresidente Barack Obama, las medidas
tienen a empresarios y analistas desubicados.

Forbes cita como ejemplo el hecho de que los operadores turísticos, los
cruceros y las compañías aéreas de América seguirán siendo técnicamente
capaces de operar en Cuba, y los ciudadanos estadounidenses todavía
pueden comprar y traer a casa productos cubanos como el ron y los puros,
fruto del relajamiento de las reglas que trajo el deshielo con Cuba
iniciado por Obama en 2014.

Por su parte, la investigadora y experta cubana en la Escuela de Asuntos
Públicos Lyndon B. Johnson, de la Universidad de Texas, Julia Sweig,
dijo a Radio Martí, que existen muchas contradicciones al respecto.

Cuando los viajes a Cuba desde territorio estadounidense presuntamente
experimentaban un momento de auge, el presidente Trump anunció una nueva
política hacia la isla que probablemente hará que disminuyan
sustancialmente.

"La organización estatal de turismo Gaviota es propiedad del Ejército
cubano y posee la mayor parte de la infraestructura turística de la
isla", explicó a Forbes Marguerite Fitzgerald, socia de la oficina de
Miami del Boston Consulting Group, y autora del Informe del BCG sobre
turismo cubano.

La revista Forbes señala que el recorte en los viajes individuales de
estadounidenses a la isla significará que la creciente red de hospedajes
en Cuba tendrá un impacto negativo.

En un reporte reciente, Airbnb aseguró que 560.000 huéspedes pagaron
unos 40 millones de dólares a los anfitriones privados en Cuba desde que
la compañía entró en el mercado, en abril de 2015.

Esto en un país donde, según Airbnb, el salario promedio mensual es de
30 dólares. Este año, Cuba ha sido el noveno mercado de Airbnb para los
estadounidenses en el extranjero.

Apoyos

Por su parte, el escritor y analista político cubano Carlos Alberto
Montaner dijo a TV Martí que, a medio o largo plazo, si el Gobierno de
EEUU logra efectivamente privar de recursos al aparato militar, va a
tener consecuencias políticas importantes en Cuba.

Señaló que "el 80 por ciento de los ingresos que recibe el país van a
parar de manera indirecta a manos del Estado, donde hay una serie de
militares que controlan la economía (…) un modelo económico, yo diría
más preciso que el chino, pero más ineficiente e incapaz que es el
Capitalismo Militar de Estado".

El analista político considera que la nueva política de Trump puede
asfixiar al Gobierno castrista y beneficiar al pueblo cubano.

Reacciones

Senadores republicanos y demócratas lamentaron el retroceso que
significa la política hacia Cuba anunciada, al considerar que ignora los
intereses de los pueblos de ambos países.

El senador republicano por Arkansas John Boozman consideró que la medida
fue un paso atrás.

Al revertir las reformas que han beneficiado a los ciudadanos
estadounidenses, a los cubanos y a nuestra economía, no vamos hacia
adelante, lamentó el legislador.

Su correligionario Jerry Moran, senador por Kansas, se refirió a la
política del mandatario de poner a EEUU primero, y consideró que, en el
caso de su territorio y la comunidad agrícola del país, eso significa
exportar sus producciones a naciones de todo el mundo.

"Cuba es un mercado natural para los agricultores y ganaderos de nuestro
país, y cuando no vendemos a la isla otros lo hacen", manifestó en un
comunicado.

RECHAZO DE CONGRESISTAS DEMÓCRATAS

El demócrata Mark R. Warner, senador por Virginia y vicepresidente del
Comité de Inteligencia de la Cámara alta, sostuvo que la decisión de
revertir el progreso en las relaciones entre ambos países envía un
mensaje equivocado al mundo sobre el liderazgo norteamericano.

A su vez, Jeff Flake, miembro del partido demócrata y senador por
Arizona, estimó que cualquier cambio de política que disminuya la
capacidad de los estadounidenses para viajar libremente a Cuba no es en
el mejor interés de los norteamericanos ni de los cubanos. Recordó que
la propuesta de ley tiene 55 copatrocinadores totales y está convencido
de que se aprobaría en la Cámara alta, de 100 escaños, con el apoyo de
más de 70 miembros.

LOS CAMBIOS

El presidente Trump, sin embargo, avisó de que no romperá las relaciones
entre ambos países, mantendrá abierta la Embajada de EEUU en La Habana y
no restaurará la política de "pies secos/pies mojados", que durante más
de 20 años otorgó un trato preferencial a los migrantes cubanos.

Los cambios no entrarán en vigor hasta que los Departamentos del Tesoro
y Comercio ajusten sus regulaciones sobre la materia, un proceso que
deben iniciar en menos de 30 días, pero que podría durar "varios meses",
según la Casa Blanca.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, deberá publicar pronto una lista
de entidades relacionadas con el Ejército cubano, con las que las
empresas estadounidenses no podrán realizar transacciones financieras.

Habrá ciertas excepciones a esa prohibición: estarán exentos de ella las
operaciones gubernamentales, que incluyen a la base naval de Guantánamo;
las operaciones por aire y mar de viaje, carga o comercio; y las ventas
de productos agrícolas y médicos a Cuba.

También estarán exentas las transacciones para enviar, procesar y
recibir remesas; adquirir visados permitidos; los programas de apoyo a
la democracia en la isla y de expansión de telecomunicaciones e
Internet; y todas las operaciones para los intereses de seguridad
nacional o de política exterior de EEUU.

Mientras que la plataforma Airbnb, que conecta a propietarios de
viviendas con personas que buscan alojamientos turísticos, no se verá
afectada.

Los ciudadanos estadounidenses que deseen viajar a Cuba bajo una de las
12 categorías autorizadas por ley, la de actividades educativas, tendrán
que hacerlo acompañados en todo momento por un representante de una
empresa patrocinadora de EEUU.

Los viajes individuales para abrir contactos con el pueblo cubano
quedarán prohibidos, aunque podrán seguir haciéndose dentro de un grupo
organizado.

El Gobierno estadounidense deberá revisar las regulaciones de todas las
categorías autorizadas de viaje a Cuba.

Se espera que el Gobierno de Trump aplique más estrictamente la
normativa que pide a todos los que viajen a Cuba guardar durante cinco
años todos los recibos y documentos de transacciones relacionadas con su
visita.

Datos: Agencias e Internet

Source: Trump confunde a empresarios con cambio político sobre Cuba |
Los Tiempos -
http://www.lostiempos.com/actualidad/mundo/20170626/trump-confunde-empresarios-cambio-politico-cuba

 

Subscribe to CubaVerdad
Powered by groups.yahoo.com

Main Page