Google Adsense

Daily Archives: May 19, 2011

Testigo: Soto García ‘me contó la golpiza en el hospital’

Represión

Testigo: Soto García 'me contó la golpiza en el 'DDCSanta Clara 19-05-2011 – 6:19 pm.

Asegura que lo dijo 'en presencia' de Yasmil Pérez Rodríguez, quien defendió al Gobierno en el periódico 'Granma'.

Juan Wilfredo Soto García (al centro), junto a dos activistas.

Una testigo afirmó este jueves que el fallecido Juan Wilfredo Soto García le relató la golpiza de la policía cuando llegó al hospital, donde ella cuidaba a un familiar, según un vídeo distribuido por la oposición.

"Me dice: 'Mira, hermana, la policía me ha golpeado'. Me dijo que la policía la había dado un bastonazo por los riñones", reveló Natividad Blanco Carrero (Regla), vecina del fallecido.

Según contó, ella se dirigió al departamento de Ultrasonido y, cuando volvió a la sala de observación, vio que Soto García "se pone un poco grave, con bastante falta de aire".

Esto se lo dijo "en presencia del esposo de su sobrina (Madelín Soto)", Yasmil Pérez Rodríguez.

Pérez Rodríguez, estudiante de Derecho, dijo al diario oficial Granma "no saber nada de golpes", recordó en una nota la opositora Martha .

"¿Cómo es posible que los familiares de una persona se presten para hacerle el juego al gobierno que ha difamado en la prensa –con gran falta de respeto- de un hombre que murió?", se preguntó Roque.

Miembros de la disidencia interna aseguran que Soto García recibió una paliza el 5 de mayo en el Parque Vidal de Santa Clara por negarse a abandonar el lugar. Los policías le pegaron con porras de goma en las piernas y en la espalda, y luego lo detuvieron.

La versión de Natividad Blanco Carrero coincide con la del pastor bautista Mario Félix Lleonart, quien aseguró que vio ese mismo día a Soto García cuando se trasladaba por sus propios medios, muy adolorido, al hospital, y que el disidente le contó que había sido fuertemente golpeado por la policía.

Testigo dice que Soto García le habló de la golpiza en el hospitalVideo:http://www.ddcuba.com/multimedia/video/testigo-dice-que-soto-garcia-le-hablo-de-la-golpiza-en-el-hospital

http://www.ddcuba.com/derechos-humanos/4836-testigo-soto-garcia-me-conto-la-golpiza-en-el-hospital

Magistrada venezolana cree que la justicia de Cuba no es un ejemplo

Justicia

Magistrada venezolana cree que la justicia de Cuba no es un ejemplo

"No veo el aprendizaje que podamos tener de un sistema de justicia que está sometido al Ejecutivo y no se caracteriza por su independencia", dijo Blanca Rosa Mármol León

Redacción CE, Madrid | 19/05/2011

La magistrada venezolana Blanca Rosa Mármol León, integrante de la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia de este país, opina que el sistema judicial de Cuba no puede ser un ejemplo a seguir por , reportó la emisora local Unión Radio.

Mármol León respondió así a las declaraciones de la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela, Luisa Estella Morales, al decir que "Cuba es una referencia necesaria de cómo la legislación avanza a medida que avanza un proceso de inclusión e igualdad popular".

"Es desconcertante lo que nosotros podamos entender de estas declaraciones, y por más que lo reflexiono no veo el aprendizaje que podamos tener de un sistema de justicia que está sometido al Ejecutivo", sostuvo la magistrada.

Durante su visita a la Isla hace pocos días, Morales consideró "sumamente importante" el intercambio con los colegas cubanos por su "larga experiencia", en la que dijo se pueden "encontrar ejemplos a seguir, situaciones que han superado". "Si las observamos y analizamos con buen razonamiento pueden evitarnos a nosotros tropiezos", añadió.

En entrevista con Unión Radio, la magistrada Mármol León comentó que lo que más le "desconcierta" de esta frase de Morales es aquello de que Venezuela se evitaría así "los tropiezos que a lo largo de 53 años ha tenido que superar Cuba", pues "no se caracteriza el sistema cubano por su independencia", agregó.

Mármol León destacó asimismo que el régimen de los Castro, desde su llegada al poder, en 1959, comenzó con "los procedimientos sumarios, que decidía la vida de las personas" y "los fusilamientos".

La magistrada venezolana duda de que sea el ejemplo de Cuba el que quiere Venezuela como "evolución" del poder judicial.

"Justamente nuestro problema ha sido que últimamente hemos perdido la autonomía de manera absoluta. Los jueces no tienen carrera judicial, son destituidos sin procedimiento, y hemos llegado al colmo de tener a una presa", señaló la magistrada.

Mármol León apuntó que, en todo caso, Cuba sería "una referencia necesaria" "para lo que no queremos y no deseamos como sistema judicial. En nuestra constitución está claro que nuestro sistema de gobierno es democrático y el poder judicial es independiente", señaló la magistrada.

"Estoy muy preocupada, sobre todo si viene la participación de otros países que están en atraso en esta materia, eso significa ratificar la involución que se ha producido en nuestro sistema judicial", indicó.

http://www.cubaencuentro.com/cuba/noticias/magistrada-venezolana-cree-que-la-justicia-de-cuba-no-es-un-ejemplo-263027

Cubarrobo.com

Publicado el jueves, 05.19.11

Cubarrobo.com Daniel Morcate

Vengo de un país donde robar es una ley de la vida. Roba el trabajador, el parado, el policía, la maestra, el delincuente, el ministro. Y a todos les enseñó a robar el estado desde hace más de cinco décadas. El estado roba por bandido. La gente, en defensa propia. Vamos que, el que allí no roba tampoco come ni alimenta a los chamas. Pero hay un robo especialmente alevoso y degradante para todos allí: el del patrimonio nacional. En ese país el gobierno se acostumbró a lucrar con la salida de cada ciudadano que se marcha al exilio, al que le confisca su , sus pertenencias y hasta su historia personal cuando puede. De modo que no sorprende que también lucre con las obras de arte, los manuscritos de autores muertos y vivos, la orfebrería, las joyas y cuanto objeto de valor pueda despertar la avidez de un coleccionista extranjero.

Esta descarga viene a cuento porque a activistas judíos se les ha ocurrido una idea que hoy quisiera compartir con los veteranos de esta columna. Los judíos, que en eso de sufrir saqueos y palos nos llevan largo trecho a todos, han creado un sitio de para recibir y brindar información precisa y verificable sobre la infinidad de piezas de arte, antigüedades y otros tesoros que les mangaron los nazis y sus numerosos cómplices en Europa y otras latitudes. Se llama NaziLootedArt.com y lo coordina la Comisión de Arte Saqueado en Europa. Varios gobiernos cooperan ya con el novedoso esfuerzo, inclusive los de , Israel, el Reino Unido y . Algunos, como el británico, han incorporado la iniciativa a sus leyes, para que nadie se haga la ilusión de que merece quedarse con arte y tesoros hurtados a víctimas de , y Holocausto.

El patrimonio nacional es la suma de valores artísticos, literarios e históricos de un pueblo. Su memoria estética. Preservarlo es preservar el derecho de ese pueblo a seguir siéndolo. A llamarse una nación en el sentido cultural de la palabra que es, a fin de cuenta, el único que realmente importa, como enseñara el viejo poeta Johann Herder. Y ese es el patrimonio que peligra en Cuba. Se ha ido dispersando por el mundo a medida que la dinastía de los Castro y sus alabarderos han necesitado trocarlo por divisa. O lo han dilapidado los castristas para compensar a sus apologistas extranjeros, como ciertos escritores, académicos y diplomáticos de renombre internacional. Abundan las anécdotas de familias y coleccionistas exiliados que han apostado fortunas en las grandes casas internacionales de subasta para recuperar cuadros, esculturas y muebles de su patrimonio en Cuba.

Para contrarrestar este saqueo sistemático, convendría crear una página cibernética similar a la que han creado los hebreos. Podría llamarse Cubarrobo.com. Y en ella se inscribirían las obras de arte, los manuscritos originales y las ediciones históricas de libros, entre muchísimos otros artículos, que han ido desapareciendo de la isla a través de los años. Cada ficha llevaría el título y la descripción de la obra, el nombre de su autor, la fecha de su creación, el historial de su traspaso, las señas de su último dueño legítimo –que a menudo era un museo o la Biblioteca Nacional– y la más reciente información disponible sobre su posible paradero. Se presume que un alto porcentaje del patrimonio cultural cubano saqueado ha ido a parar a cuatro países: Canadá, España, México y Estados Unidos. De ahí que convenga solicitar formalmente la cooperación de sus gobiernos y entidades culturales para localizar las obras robadas.

Además de un problema estético y legal, el saqueo de arte patrimonial es una grave transgresión ética. Significa una traición al creador de la obra y a la persona, entidad o pueblo a quienes el autor originalmente la destinó. Pero, sobre todo, constituye una traición a la obra misma, que de alguna manera intangible pero muy real pierde algo de su valor intrínseco al exhibirse, o esconderse, como obra saqueada.

Fue la sensación que tuvo un amigo cuando vio clásicos de la pintura cubana colgando de las paredes en la residencia de un diplomático extranjero. Fue la que tuve yo al descubrir que donativos hechos a la Ermita de la Caridad del Cobre por oficiales mambises, incluyendo un antepasado mío, habían terminado en manos de un coleccionista canadiense. Son piezas valiosas que se han desprendido del único nacionalismo que vale la pena defender, del único en el que yo creo, el nacionalismo cultural cubano. Es un mal que puede tener, si no remedio, al menos paliativo.

www.twitter.com/dmorca

http://www.elnuevoherald.com/2011/05/19/943566/daniel-morcate-cubarrobocom.html

Cerca de Martí

Publicado el miércoles, 05.18.11

Cerca de Martí Pedro Corzo

José Martí es bandera de todo cubano que dice estar a favor del derecho y la ; en consecuencia, su obra y gesta han sido dolorosamente manipuladas por caudillos, que han pretendido ser los intérpretes de su pensamiento.

Sin dudas Martí es la personalidad más notable de nuestra historia como nación. No solo por la firmeza de sus convicciones, su entrega a la causa independentista y a la Patria como símbolo que nos identifica a todos, sino también por su talento, la universalidad de su pensamiento y una capacidad intelectual que se hizo notar en solo 42 años de vida.

A Martí la mayoría de nosotros lo valoramos como el más dedicado y esforzado de todos los cubanos por haber sido el gestor fundamental en la conquista de la Independencia, pero, aun sin esa gesta, Martí habría sido un hombre notable por su capacidad creadora y lo ecuménico de su gestión.

Podríamos decir sin temor a equivocarnos que Martí estuvo entre los pioneros de eso que en la actualidad identificamos como globalización. En aquellos tiempos escribió más de 400 crónicas sobre América Latina, y Europa. Abordó numerosas temas y los trató en más de un idioma.

En una época en la que viajar dentro del propio terruño era una odisea, Martí fue capaz de visitar numerosos países y de alguna manera y en su medida, dejó una huella a su paso. Tuvo habilidad para concertar las voluntades de los patricios de su tiempo, el talento para organizar la guerra necesaria y ganar la confianza de quienes con sus recursos, apoyaron la gesta independentista.

Para un tiempo en que la comunicación no contaba con las ventajas del siglo XXI, Martí escribió en periódicos de diferentes países, pero lo más importante, tuvo sensibilidad para ser solidario, de no callar, más aún, de pasar de la palabra a la acción en el compromiso moral de defender todo lo que atañía a la libertad y al derecho de las personas.

Todo esto y mucho más hace de José Martí la figura central de nuestra nación, a pesar del revisionismo que de su obra y persona han emprendido pensadores de la Cuba contemporánea, un esfuerzo válido porque el Maestro, aunque fue un gigante, no era infalible y menos aún perfecto.

Legítimos esos esfuerzos e importantes. Nos acercan con mayor transparencia al hombre grande que algunos han pretendido destruir convirtiéndolo en santo, y otros que con igual afán destructivo, buscan sombras en su grandeza.

Una nota que destaca esa trascendencia la refiere la ex prisionera política Annette Escandón en un documental sobre que está filmando el realizador Daniel Urdanivia. Dice Escandón: Mi hijo de seis años tiró al suelo el busto de José Martí, le castigaron y cuando le reclamé por la barbaridad que había hecho me dijo: “Mami, estoy cansado del Martí ese, siempre están hablando de él y pidiendo que yo haga las cosas que a mí no me gustan”.

Decir Martí es como decir Cuba y eso es posible por su universalidad y su actualidad. Sus artículos no tienen 120 años, parece que fueron dictados ayer, escritos ayer o tecleados en una computadora de última generación en un hombre de este momento.

La globalidad del pensamiento martiano, la agudeza de sus análisis y su contemporaneidad es muy difícil encontrarla en otras figuras importantes del ideario político americano.

Nosotros como exiliados estamos cerca de Martí. Muy cerca. Vivimos su nostalgia. Su necesidad de regreso. Compartimos sus sueños, anhelos y desesperanzas y su compromiso de construir una Patria con todos y para el bien de todos.

José Martí está en nosotros si somos capaces de honrar su memoria todos los días y no solo este en el que recordamos su caída para construir la obra de la vida de todos.

Periodista de Radio Martí.

http://www.elnuevoherald.com/2011/05/18/943575/pedro-corzo-cerca-de-marti.html

Diversidad sexual en ciudad machista

Diversidad sexual en ciudad machistaPor Dalia Acosta

SANTIAGO DE CUBA, 18 may (IPS) – Conocida como "la tierra caliente", la cuna de la Revolución y de la conga, pero también como uno de los sitios más machistas de Cuba, esta ciudad del extremo oriental de la isla fue escenario de dos días de movilizaciones por el respeto a la libre orientación sexual e identidad de género.

A los paneles, debates, talleres y otras acciones de sensibilización, se sumó el martes la tradicional Conga de los Hoyos que, entre banderas cubanas y multicolores, atravesó varias cuadras del centro santiaguero acompañada de cientos de personas, pero también del dedo levantado y de la mirada seria y asombrada de no pocos observadores.

"Queremos una sociedad nueva. La lucha contra la homofobia es parte de la lucha contra todos los tipos de discriminación vigentes en nuestra sociedad", dijo a IPS Mariela Castro Espín, directora del gubernamental Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), tras mencionar los casos de la discriminación racial y contra la mujer.

Aunque la visión de esta ciudad como la "más machista" de esta isla caribeña podría ser también un estigma, según la especialista, lesbianas y gays consultados por IPS coincidieron en identificar otras zonas como "más abiertas", en comparación con las agresiones que reciben casi a diario por las calles de su ciudad.

"Dos personas que se aman del mismo sexo suelen ser rechazadas y agredidas en público verbal y hasta físicamente", dijo a IPS Isbrailda Ruiz, integrante de Las Isabelas, el grupo de mujeres homo y bisexuales surgido en 2002, el primero de este tipo en Cuba.

La intolerancia se vive, incluso, en ámbitos universitarios. Jorge Hadad, estudiante de Comunicación Social, confesó a IPS que cuando entró a la pensó que sería "más permisible", pero se encontró con "profesores que no te aceptan tal como eres y por eso he tenido algún que otro encontronazo".

Como un síntoma también de la realidad santiaguera podría interpretarse el hecho de que en el club de amigas y amigos creado en el sitio web del proyecto de diversidad sexual del Cenesex los participantes de Santiago apenas colocan fotos. "Hay un anonimato muy fuerte", reveló Camilo García, colaborador de la institución.

Cuatro años después de la celebración por primera vez en Cuba del Día Mundial contra la Homofobia y a menos de una década del inicio de un trabajo sistemático para promover el respeto a la diversidad sexual, la jornada de este año insistió en ver los derechos sexuales de todas las personas como parte de los .

Los prejuicios pueden llevar a la discriminación de las personas por amar a otra del mismo sexo, por haber nacido varón y sentirse mujer, por simplemente ser mujer, y peor si coincide que es lesbiana y negra, precisamente por ser negro o mestizo, por vivir fuera de la capital o en condiciones de pobreza.

"Si logramos hacer un todo en contra de la discriminación en general creo que vamos a avanzar más rápido que haciéndolo por separado", opinó la escritora Deysi Rubiera, vinculada a la iniciativa ciudadana Cofradía de la Negritud, que participó en la Jornada Cubana contra la Homofobia con su libro de testimonios "Aires de la Memoria".

En el caso específico de las personas homosexuales, los debates en Santiago de Cuba incluyeron desde el derecho a elegir con quién, cómo y dónde se tienen relaciones sexuales, siempre y cuando no se dañe a terceras personas, hasta la expresión pública del amor por una persona del mismo sexo.

"Hasta ayer nosotros pensábamos sobre este particular algo muy diferente a lo que estamos viendo en este momento", reconoció el mayor Luis Mariano Mustelier, de la Policía Nacional Revolucionaria, ante una pregunta sobre las acciones policíacas contra las personas del mismo sexo que se besan en público o contra travestis y transexuales.

Aunque estas manifestaciones de afecto no constituyen delito, sí se siguen considerando como contravenciones en virtud del Decreto Ley 141 del Consejo de Ministros, que establece una multa de 40 pesos (algo menos de dos dólares) para "aquella persona que ofenda las buenas costumbres con exhibiciones impúdicas".

"Un policía que venga y vea a dos homosexuales besándose o vestidos de mujer y los conduzca a la cárcel está violando la norma, pues no estamos hablando de un delito", respondió a las inquietudes de los participantes el abogado Alexis Batista, especialista de la Dirección Provincial de Justicia, tras reconocer que la norma "debe ser cambiada".

Por su parte, el médico Alberto Roque, activista del grupo Hombres por la Diversidad, alertó sobre dónde están los límites y quiénes los colocan: "¿respetar a quién? A una mayoría aplastante que define lo que hay que hacer o que dispone cuáles son las normas basado en que hay homofobia", dijo.

"Este lugar no es para eso", fue la reacción de un transeúnte al ver los preparativos de un panel de sensibilización en la plaza Dolores, ubicada justo frente a la sede municipal del Partido Comunista de Cuba. Mientras un joven rastafari, se cuestionó por qué defender la homosexualidad mientras se discrimina a ese movimiento que "no daña a nadie".

En tanto, más de 400 estudiantes asistieron a un debate en la Universidad de Oriente, en Santiago de Cuba, que entre otros aspectos colocó sobre la mesa los prejuicios homofóbicos de los futuros juristas y la necesidad de sumar más hombres heterosexuales a las campañas de sensibilización.

El programa, que se extiende por todo el año pero tuvo su momento de mayor visibilidad, incluyó conferencias y debates en diferentes sectores de la sociedad, presentaciones de videos y películas, galas artísticas con la presentación de transformistas y una conga contra la homofobia en la capital cubana el sábado 14.

Mientras otros países de América Latina celebran el Día de Orgullo Gay, "en Cuba, quisimos centrarnos no en la víctima de la homofobia sino en el problema", explicó Castro Espín a IPS.

http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=98211

Eurolat lawmakers call for freedom in Cuba and fair elections in Venezuela

Thursday, May 19th 2011 – 07:46 UTC

Eurolat lawmakers call for in Cuba and fair elections in

Lawmakers from the and Latin America meeting in Uruguay approved two resolutions on the lack of freedoms in Cuba and on the coming electoral process in Venezuela.

The resolutions were agreed during the two-day meeting in Montevideo of the Fifth Ordinary Plenary Session of the Euro-Latin American Parliamentary Assembly, Eurolat.

Regarding the Castro brothers regime lawmakers expressed solidarity with the "Cuban democrats that struggle inside and outside the island for freedom and full compliance with in the Republic of Cuba".

They also underlined support for the "legitimate aspiration of the people of Cuba for the immediate launching of a political and democratic transition process that fully respects the people's sovereignty".

Lawmakers expressed support for "the demands of freedom of the press, freedom of action for political parties in a pluralist framework, free democratic elections and equally fair conditions for parties and candidates" and similarly, solidarity with demands for the liberation of political prisoners in Cuba.

Regarding Venezuela Eurolat lawmakers expressed their satisfaction with the successful political measures taken by the opposition parties that are part of the Democratic Unified Panel to present a plural and democratic alternative for Venezuela's future.

They also urged the Venezuelan government to observe the basic conditions to ensure a fair election within the framework of full respect for human rights, freedom of and pluralism. Further, they urged authorities to "allow the presence of international observers".

Eurolat lawmakers also requested the Venezuelan government to refrain from using state institutions to the service of a political party, from using public propaganda and from obstructing the actions of opposition political parties, so as to ensure respect for democratic coexistence.

The plenary sessions had the attendance of lawmakers from Uruguay, , , , Mexico, Nicaragua, Venezuela, Slovakia, Italy, Paraguay, Luxemburg and Guatemala among others.

http://en.mercopress.com/2011/05/19/eurolat-lawmakers-call-for-freedom-in-cuba-and-fair-elections-in-venezuela

Exonerar al único culpable

Exonerar al único culpableThursday, May 19, 2011 | Por Jorge Olivera Castillo

LA HABANA, Cuba, mayo (www.cubanet.org) – Las particularidades de la discriminación racial en Cuba, generan argumentaciones que desvirtúan la esencia del problema.

No son pocos los cubanos y extranjeros que niegan la existencia en Cuba del rechazo social por el hecho de tener la piel más oscura, el pelo rizado y la nariz chata. Para sustentar su tesis, alegan el aumento de las parejas mixtas y la relativa visibilidad de negras y negros en algunas categorías laborales y políticas donde su presencia sigue siendo ínfima. A modo de ejemplo, mencionan la presencia de negros en algunos puestos de importancia en las tiendas que operan en divisas, y también un discreto aumento de de los mismos en el ejercicio de responsabilidades políticas a nivel nacional.

No obstante, al analizar el contexto más objetivamente, se llega a la conclusión de que, al margen de ciertos esfuerzos que no llegan a materializarse en un verdadero avance en esta área, persiste el fenómeno segregacionista. El cliché de que el negro es un ser inferior, mal educado y propenso a perpetrar las peores acciones delincuenciales, se mantiene como un sello entre una parte significativa de la población.

De ser ciertas tales acusaciones, sería oportuno buscar las causas, y no sólo el efecto, de una realidad que incidirá en el futuro de la nación, debido al extenso período en que han prevalecido. Bajo el telón de decenas de soluciones sin resultados que merezcan un elogio, permanecen los gérmenes de un mal que el propio sistema reproduce.

A diferencia de otras sociedades, como la norteamericana, donde el tema del racismo ha sido confrontado y desde hace más de medio siglo ha formado parte del debate social; en Cuba el ocultamiento del asunto durante años provocó las actuales complicaciones, proporcionando los camuflajes tan necesarios para que los racistas hayan preservado su pensamiento y lo hayan transmitido, abierta o sutilmente, a las nuevas generaciones.

Hace unos días el economista Esteban Morales, conocido por sus ensayos sobre el tema y por sus estrechas vinculaciones con el régimen cubano, ha vuelto a poner el dedo en la llaga, aunque soplando para evitar que le endilguen el calificativo de contrarrevolucionario.

Morales vuelve a repetir en su que los negros y mestizos "han sido siempre los de menor calificación, los más desfavorecidos en el plano laboral, ostentando los peores empleos, las más bajas remuneraciones salariales y las más bajas jubilaciones".

Precisamente, esas desventajas son el caldo de cultivo para conductas transgresoras por parte de los afectados, que en Cuba conforman más del 60 por ciento de la población.

Incluso dada la gravedad del asunto, el autor de las evaluaciones críticas llega a pedir al gobierno la implementación de una especie de "ley de acción afirmativa" que garantice a este grupo social un igual acceso a los recursos y servicios, como paliativo para estrechar los niveles de desigualdad acrecentados a partir de la década de los 90, tras el cese de los subsidios provenientes del campo socialista.

No es fortuito que los presos comunes en su mayor parte sean de la raza negra. Su escasa posibilidad de encontrar empleos bien remunerados, prácticamente los obliga a dedicarse a actividades fuera de la ley. Este punto es también tocado por Morales en su ensayo colgado en .

La coherencia de su discurso se rompe a partir de las loas que dedica a la revolución socialista. No tiene reparos en calificar de "extraordinariamente humanista" al proceso que rige los destinos de Cuba desde 1959, además de celebrar los esfuerzos del gobierno por proscribir el racismo y brindarle igualdad de oportunidades a los negros.

A estas glorificaciones, añade ataques a quienes defienden similares tesis con respecta a la presencia del racismo en Cuba, pero desde las filas de la disidencia interna.

Sus duras críticas al exiliado negro Carlos Moore, que sí acusa al liderazgo cubano como responsable de los problemas raciales, podrían ser genuinas; sin , dado el contexto en que se emiten pierden el brillo de la originalidad.

Es preciso valorar positivamente el documento escrito por Esteban Morales, siempre con la duda de que las diatribas contra Moore y los críticos independientes de este flagelo, sean una forma de protegerse ante la dictadura, a la que exonera de culpabilidad siempre que aborda el racismo y la corrupción.

http://www.cubanet.org/articulos/exonerar-al-unico-culpable/

Parlamento no consultará al pueblo

Parlamento no consultará al puebloThursday, May 19, 2011 | Por Laritza Diversent

LA HABANA, Cuba, mayo (www.cubanet.org) – En medio de la crisis y el descalabro del sistema económico, los comunistas cubanos decidieron realizar reformas para "garantizar la continuidad e irreversibilidad del socialismo". En los debates estuvo ausente el tema de los derechos humanos. ¿Será que a los cubanos no les interesa vivir en ?

En realidad, los isleños no pudieron incluir en las reformas temas como la libertad para asociarse, para salir y entrar de Cuba, o la iniciativa económica en igualdad de condiciones con el Estado. El partido dijo qué y cómo reformar. También mandó a la Asamblea Nacional a transformar en ley, sus decisiones.

En un informe, sacado a la venta en la segunda semana de mayo, el Partido Comunista de Cuba presentó los resultados de los debates sobre 219 lineamientos de la política económica y social propuestos, y que después se ampliaron a 313, al ser discutidos "por todo el pueblo".

Los 1000 delegados del congreso comunista, que representan aproximadamente el 0,009 % de la población, aprobaron las reformas. Sin , los principales líderes comunistas ostentan los máximos cargos del Gobierno, del Estado, y ocupan asientos en el parlamento. No hay duda de que sus decisiones tomarán fuerza de ley, como una tremenda demostración de unidad y concentración del poder.

El partido comunista es el único reconocido en el sistema. No participa en las elecciones, pero – constitucionalmente- está catalogado como la fuerza dirigente del Estado. Con sus casi 800 mil miembros, que representan un 7,14 % de los cubanos, tiene más poder de decisión que la Asamblea Nacional, el órgano que supuestamente representa y expresa la voluntad de los 11,2 millones de habitantes.

Según los datos ofrecidos en su informe, el PCC consultó a mas de 8 millones de cubanos, aproximadamente un 79,6 % de la población total de la isla. Un 33,9 %, de los participantes levantó la mano, dio su nombre y apellidos; para intervenir en los debates en "reuniones de sus organizaciones de base, centros de trabajo o estudio y las comunidades".

En términos prácticos, esto significa que un 26, 9 % de los cubanos habló. Sin embargo sólo opinaron 781 mil 644, que representan un 25,8 % de los que intervinieron, un 8,76 % de los participaron en los debates y un 6,97 % del total de cubanos. Una verdadera lección de "democracia socialista".

Con la primera sección parlamentaria de este año, continuará la tercera fase del proceso de reformas: "la institucionalización". En sentido estricto y práctico, habría institucionalidad si antes de implementar legalmente los lineamientos aprobados, la Asamblea Nacional realizara un plebiscito.

La cuestión es si el parlamento considera necesario realizar un referendo, después de la "consulta popular" que hizo el Partido Comunista. Hasta ahora no habido una declaración de intención. Todo parece indicar que no habrá.

http://www.cubanet.org/articulos/parlamento-no-consultara-al-pueblo/

Zunzunes por cuenta propia

Zunzunes por cuenta propiaThursday, May 19, 2011 | Por Víctor Manuel Domínguez

LA HABANA, Cuba, mayo (www.cubanet.org) – Los vendedores ambulantes no tienen derecho a elegir un espacio para comercializar. Son obligados a circular de esquina a esquina por la ciudad bajo el asedio de los inspectores estatales. A pesar de la puntualidad en los pagos de la licencia y el impuesto fiscal, a diario se les imponen multas por detenerse a vender sus productos.

Los vendedores de tamales en Cabaigúan, los de percheros en Regla, o de maní tostado en Luyanó, no saben cuántas horas o minutos tienen permitidos para detenerse a pregonar y vender en un lugar. Tampoco los amoladores de tijeras en Centro Habana, ni los granizaderos en el Vedado. Mucho menos los rellenadores de fosforeras en Perico, y como si fuera poco, tampoco lo saben los inspectores.

De acuerdo a las quejas enviadas a los diarios nacionales y provinciales, muchos inspectores abusan de su poder. "No existe ser humano capaz de caminar más de ocho horas diarias de trabajo bajo el sol, sin detenerse. Me pusieron 250 pesos de multa por contravención" -denuncio un vendedor.

Otro dijo que se veía obligado a desandar el Vedado loma arriba y loma abajo, con un carrito de granizado lleno de hielo y las botellas de sirope, sin apenas parar. Cuando se detuvo alrededor de una hora en una esquina, le impusieron una multa de 500 pesos.

Según ambos afectados, cuando les preguntaron a los inspectores que los multó cuál era el tiempo permitido para estacionarse en un lugar, les respondieron que no sabían. Se determina por apreciación. Es decir, cualquier vendedor por cuenta propia está sujeto al criterio de un cuerpo de inspectores que al no encontrar una legislación que regule su desempeño, la inventa.

La reglamentación oficial sobre los 178 empleos autorizados a ejercer por cuenta propia, no contempla el tiempo de permanencia en un punto como una de las contravenciones disciplinarias a tener en cuenta en el caso de los vendedores ambulantes. Si bien detalla en qué consiste la función, cuánto tributar, cuáles productos o servicios se pueden ofrecer, con calidad e higiene, no regula el tiempo que se puede detener un vendedor a comerciar. Los inspectores estatales son quienes violan la ley. A ellos es a quienes debían multar. Como si la cantidad de multas impuestas fueran una meta a cumplir, multiplican las contravenciones. Roban con impunidad el esfuerzo del vendedor.

Ante la falta de control sobre el trabajo de los inspectores, los vendedores se sienten desamparados. Muchos entregan la licencia y otros planean hacerlo. Pierden dinero por las multas y la poca venta. Andan como zunzunes que vuelan de flor en flor, pregonan de un lado a otro su mercancía para huir del misterioso cronómetro con que miden la hora los inspectores estatales.

http://www.cubanet.org/articulos/zunzunes-por-cuenta-propia/

Iglesia espera nuevos frutos de diálogo con el Gobierno

Iglesia Católica

Iglesia espera nuevos frutos de diálogo con el Gobierno

Se cumple un año del inicio de las conversaciones entre el gobernante Raúl Castro y el cardenal Jaime Ortega

Agencias, La Habana | 19/05/2011

La Iglesia espera que el diálogo con el Gobierno cubano, que hoy jueves cumple un año, debe alcanzar "otros temas y generar otros frutos", además de la excarcelación de unos 130 presos políticos, dijo el portavoz del Arzobispado de La Habana.

"El proceso de diálogo (…) ha sido positivo, y parte de sus frutos se han revelado en el transcurso del último año", dijo Orlando Márquez en referencia al proceso de excarcelación de unos 130 presos, entre ellos 52 opositores que restaban en la cárcel de condenados en 2003.

Subrayó que "el deseo de la Iglesia es que este proceso de diálogo continúe y fructifique, y las autoridades cubanas han manifestado interés en continuar desarrollando el diálogo".

Las inéditas y "largas" conversaciones entre el Raúl Castro, el cardenal Jaime Ortega y el presidente de la Conferencia Episcopal, arzobispo Dionisio García, se iniciaron el 19 de mayo de 2010.

http://www.cubaencuentro.com/cuba/noticias/iglesia-espera-nuevos-frutos-de-dialogo-con-el-gobierno-263002

Siluetas intelectuales: el castrismo cultural

Siluetas intelectuales: el castrismo cultural

Ningún país tiene derecho a descargar por tanto tiempo sus faltas en el gobernante

Miguel Fernández-Díaz, Miami | 19/05/2011

En algún lugar dijo Marx que si una nación se avergonzara de sí misma, semejaría un león que se recoge antes de saltar. La vergüenza nacional sería premisa del salto para revocar la revolución de Fidel Castro, que cristalizó en el castrismo; sin , las siluetas intelectuales circulan para persuadir de que no hay de qué avergonzarse. Manuel Cuesta Morúa acaba de proferir el último grito de esta moda: el "castrismo cultural", que conecta "rasgos de comportamiento, mentalidad, visión y estilos de vida (con) la Galicia rural". Así, el castrismo sería pura salación gallega y se consuma en teoría el espejismo que hacia 2009 concitó emprender la campaña "Cien mil firmas por la propiedad" como iniciativa "jurídica, no política".

Tras velarse este ademán práctico con el misterio de lo incumplido, el ardid teórico estriba en endilgar al castrismo un adjetivo superfluo. No solo porque cultura es todo lo que no es naturaleza, sino porque Jorge Mañach aclaró ya, al largar su "Discurso en el homenaje ofrecido por obtener la cátedra de Historia de la Filosofía", que "hacer cultura es entre nosotros, como siempre, un modo de hacer política; hacer política es también, hoy más que nunca, un modo de hacer cultura" (Acción, diciembre 25 de 1940).

Mitología gallega

El castrismo cultural, no político, desfila por la pasarela de los estudios culturales como algo extraño a la nación cubana y oculta así la mala entraña nacional que dio pie a la cristalización de la revolución de Fidel Castro en régimen totalitario. Sus rasgos están bien definidos: monopolio de las armas y de los medios masivos de comunicación, dirección centralizada de la economía y represión política, partido único e ideología oficial (Cf.: Friedrich, Carl y Zbigniew Brzezinski, Dictadura totalitaria y autocracia, 1956). Para que el Estado totalitario castrista y su pareja sistémica: la economía, colonicen por más de medio siglo a la nación cubana, el nudo castrismo no puede menos que tener agarre y arrastre en ella.

Para capear el aguacero de hechos que acortan la distancia desde Galicia hasta La Habana, el castrismo intelectual abre el paraguas de la rara historia que nadie nunca supo: "En la década del 50 del siglo pasado, cuando este proceso de la nación cultural está a punto de cuajar, e incluso cuando ya la burguesía cubana se da cuenta de que es importante ser nacionalista, aparece con fuerza hegemónica el castrismo cultural: la versión menos cubana de la hispanidad gallega". Aparte de que la burguesía cubana se dio cuenta mucho antes de la importancia de ser nacionalista —al menos desde la presidencia de José Miguel Gómez—, no puede tragarse que la "nación cultural" venía llegando y un guajiro descendiente de inmigrante gallego en Birán salió de repente a malograr el cuajo. Fidel Castro adquirió casi todas sus mañas culturales en la de La Habana (UH), entre ellas una pistola belga de 15 tiros. No en balde contó a Ignacio Ramonet (Biografía a dos voces, 2006) que, al día siguiente de caer aparatosamente en Santa Clara (octubre 20, 2004), "lo primero que quise ver fue si mi brazo tenía fuerza para manejar esa arma que yo siempre usé. Esa que está al lado de uno. Moví el peine, la cargué, le puse el seguro, se lo quité, le saqué el peine, le saqué la bala y dije: Tranquilo".

Para colmo el castrismo cultural es otro avatar del destino manifiesto: la nación cubana habría malogrado su identidad porque Fidel Castro, aunque hubiera querido, no podía aprehender "la cubanidad como cultura". En la Cuba de1926 la inmigración retarda "el proceso endógeno de cimentación cultural y pasma abruptamente el ajiaco del que mucho escribió el etnólogo cubano Fernando Ortiz". Lo pasmoso es que Ortiz no abundara en este singular ex abrupto. Que Fidel Castro haya nacido en Birán tan gallego como niño trasno predestinado a can do Urco, tiene que ver mucho con Ortiz, pero no por el ajiaco, sino por "el credo del Guacamayo", que Ortiz acuñó para designar la tesitura intelectual facilista.

Diez atajos a la nada

Nada más fácil de manipular que los rasgos culturales. Toda la cacharrería teórica del castrismo cultural se reduce a enlazar cierta fisonomía barata del castrismo con el gallego y, por extensión, español. No hay que sudar mucho la camiseta para lucubrar tales enlaces. Fidel Castro dijo también a Ramonet que en Birán lo regañaban "por andar comiendo maíz tostado en el barracón de los haitianos". La rima haitiana siguió tras mudarse, a los seis años, para casa de la maestra Eufrasia Feliú en Santiago de Cuba. Por este hilo se puede llegar al animismo y explicar por qué Ramiro Valdés soltó a Tad Szulc (junio 5, 1985): "Fidel es brujo, brujo, brujo". Mucho más podría tramarse sobre Fidel Castro a partir de la relación del negro de ascendencia haitiana con la sierra, pero vayamos a los rasgos propuestos del castrismo cultural.

1. La concepción burocrático-militar del Estado sería algo "típicamente hispánico (y) contrario a los orígenes cívicos del proyecto de nación". Aquí se suplanta ya la nación real con otra mitológica, imaginada como proyecto tan cívico que jamás encarnó, por culpa de los mismos cubanos. Tal y como revela el Diario perdido (1992) de Carlos Manuel de Céspedes, la primera república en armas (1968-78) era ya tan burocrática (su Cámara de Representantes fue pródiga en trabas al y al Ejército) como militarista (se complotó con el general Calixto García para asegurar con bayonetas la deposición de Céspedes). Ni qué decir de la segunda (1895-98): desde la asamblea de Jimaguayú, donde no hubo referencias a José Martí, se frustró su proyecto de liberación nacional y emergió el gobierno leguleyo que tanto temía (Cf.: Armas, Ramón de, "La revolución pospuesta: destino de la revolución martiana de 1895", Pensamiento Crítico 49-50, febrero-marzo 1971).

2. La visión rentista del Estado y de la sociedad se presume "ajena al núcleo cultural de Cuba", como si los anteojos no hubieran sido manufacturados en la república poscolonial: hacia fuera con empréstitos extranjeros y hacia dentro con cambios de vergüenza por dinero (Cf.: "Carta abierta de Eduardo Chibás a Carlos Prío", Bohemia, mayo 8 de 1949).

3. La estrechez en la visión del mundo tendría "que ver la educación jesuítica (y el) espacio rural infinito, poco poblado y sin confines claros". Fidel Castro salió de Birán para Santiago a los seis años y en lo adelante sólo regresaría de vacaciones. La maldición del terruño pasa por alto el colegio salesiano (1934-39) para afincarse en los colegios jesuitas de Dolores (1939-42) y Belén (1942-45), que remacharían el castrismo cultural como "algo más primario y de algún modo peor que la intolerancia", ya que ni siquiera concibe al otro. Queda entonces sin explicar cómo pudo arreglárselas Fidel Castro para establecer y preservar su dictadura, que presupone no solo concebir al otro —al menos como enemigo—, sino conocerlo muy bien para subyugarlo con las fuerzas clásicas del milagro (hacer su revolución frente a EEUU), el misterio (anticipar las acciones del contrario y hasta aprovecharlas) y la autoridad (no precisar ningún cargo para imponer su voluntad por cualquier razón y en contra la voluntad de los demás).

4. El antinacionalismo se definiría ejemplarmente con Fidel Castro como "el último español decimonónico de la Cuba cultural y política". La prueba sería que niega a Martí "en dos puntos esenciales: el republicanismo cívico y el rechazo a los militares". Este par fue negado también por muchos líderes cubanos —verbi gratia, Antonio Maceo—sin merecer aquella tacha. Fidel Castro último indica ya una serie, que no tendría por qué darse de 1899 en adelante, salvo que otros cubanos allanaran el camino. Así mismo se desliza que "un pulso mundial con EE UU en otras tierras del mundo (no tiene) antecedentes en el proyecto de Cuba como nación", como si no mediara tan solo un pasito entre ese pugilato titánico y la noción romántica martiana de Cuba como ombligo, digo: "crucero del mundo" (Manifiesto de Montecristi, marzo 25 de 1895) y su independencia como medio para el fin sublime de "impedir a tiempo" el avance de EEUU en América Latina. Transpolar la guerrilla castro-guevarista al subcontinente era solo cuestión de tiempo y recursos.

5. La aristocrática y su origen rural conectarían a "Hernán Cortés con el castrismo" para enseguida ubicarlo en "la hacienda en medio del espacio vacío, la imaginación destructiva, la productividad de los otros y la frontera difusa". Nada de eso tiene que ver con Cayo Confites, donde Fidel Castro aprendió "cómo no se debe organizar algo (y) cómo escoger a la gente". Ni con el delirio habanero post-Machado de grupos revolucionarios, que certifican el castrismo como "un líder en busca de un movimiento, un movimiento en busca del poder y un poder en busca de una ideología" (Cf.: Draper, Theodore, Castrismo, teoría y práctica, 1966).

La tentativa de dar gato de castrismo aristócrata y rural por liebre con pelaje cultural soslaya que Luis Ortega expuso ya "Las raíces del castrismo" (10 años de revolución cubana, 1970) como derivación en derechura del radicalismo político violento, que arraigó entre cubanos hacia 1931 con el ABC, al cual se afiliaron figuras de talla cultural como Mañach, Francisco Ichaso y Alejo Carpentier. Esa tendencia tuvo dos apóstoles: Fulgencio Batista (vivo e institucional) y Antonio Guiteras (muerto y clandestino). Castro admite que el parto de su revolución en el asalto al cuartel Moncada (julio 26, 1953) reciclaba la rebelión de los sargentos —todos los asaltantes iban uniformados como tales— en virtud del "antecedente muy único y nítido en la República de Cuba" (página 154) que había sentado Batista (septiembre 4, 1933). Por el Moncada andaba también el fantasma de Guiteras, quien planificó su alzamiento contra Machado con la toma del cuartel de San Luis (abril 29, 1933).

Castro trasplantó la dinámica de la pandilla urbana Unión Insurreccional Revolucionaria (UIR), comandada por Emilio Tro, a la guerrilla rural. Tro deliraba —sin despegar el dedo del gatillo— con que la justicia tarda, pero llega. Dejó así su impronta en Fidel Castro y el castrismo: nada de aristocracia, sino fidelidad pandillera al jefe máximo; nada de origen rural, salvo que Fidel Castro aprendió a tirar muy bien en los campos de Birán con la argucia de que las auras tiñosas se comían los sembrados.

6. La estética del poder asociada a la libertad aristocrática. Descartada esta última no cabe abordar la primera, que como foco delirante de los estudios culturales anda ya por interpretar por qué Fidel Castro convaleciente cambia de marca del atuendo deportivo, usa camisa de cuadros o se aparece en la escalinata de la UH con una estrellita en la gorra.

7. La cultura oral se endilga con la pregunta en pose retórica de "por qué no hay un texto fundamental escrito desde el castrismo cultural con toda su pretensión fundadora". Así se corre la misma suerte de Chacumbele, porque tal ausencia sería cubanísima: unos de los vacíos de la nación es precisamente la falta de un texto sagrado (Cf.: Ichikawa, Emilio, Orestes Ferrara y la contemporaneidad, 2004).

8. El control por encantamiento para destruir al ciudadano. Se dice que con ¡Viva Fidel! Cuba regresa "al siglo XIX para destruir las estructuras de la política moderna y reproducir el esquema medieval de soberano y vasallo". No hay que ir tan atrás ni tan lejos como a España: Machado y Batista gozaron del mismo encanto en la Cuba del siglo XX y animaron por igual semejante guataquería. Para eludir esta vergüenza nacional, la imaginación sociológica sobrepuja a Italo Calvino con la masa demediada: "Los fenómenos de masa en Cuba responden a los espacios de la cultura, no a la política: la mayoría escuchando la misma música, utilizando las mismas modas y reproduciendo el mismo lenguaje estandarizado". Ocho millones y pico firman por el socialismo irrevocable de Fidel Castro y no aparecen cien mil a favor de la propiedad. Así desembocamos en un proyecto de nación tan cultural que ni siquiera tiene gente para llevarlo a cabo. El castrismo cultural asevera que el pueblo se reduce a plebe por su identificación "con la figura emblemática del poder, la legitimación pública del lenguaje vulgar y la legitimación natural de que los de arriba deben comer mejor y distinto". Así son muchísimos cubanos.

9. El tipo, el concepto y la concepción de la familia vendría también de la salación que empata la finca de Manacas (Birán) con la aldea gallega de Láncara. Se dice que el "modelo patriarcal y de mayorazgo (del hijo mayor) va contrario a la historia política de Cuba, según la cual son los padres los que siguen a los hijos adultos y no al revés". Nada de esto encaja ni con Céspedes ni con Martí ni con muchos otros, incluso Fidel Castro. Tampoco es cierto que el castrismo cultural "recupera la pena de muerte como castigo civil, cuando esta había estado ausente del contrato republicano inicial como distinción humanística frente a las prácticas jurídicas de la España del imperio". La pena capital no se refrendó —como otras muchas cosas— en la breve constitución de Guáimaro (1869), pero no hubo tal distinción: era perfectamente legal y se aplicaba hasta ilegalmente por los mambises. Céspedes se avergonzó (noviembre 27, 1873) de llamarse cubano por causa de que Jesús Rabí y otro jefe, con aprobación del Gobierno, mataron en Guisa cubanos "a machetazos sin forma de juicio".

La cosa no cambiaría en la segunda vuelta de la república mambisa. Fermín Valdés Domínguez describe en su Diario de soldado (1972-74) cómo Maceo ordenó colgar de una guásima a una negra vendedora de dulces por delatar a los españoles el campamento mambí. Al partirse el gajo con el peso de la condenada, mandó a machetearla. En todo caso la pena de muerte se recuperó antes de nacer Fidel Castro. La constitución de posguerra (1901) dispuso "No podrá imponerse, en ningún caso, la pena de muerte por delitos de carácter político" (Artículo 14). Y por lo demás, el quid no radica en el papel. Si los independientes de color infringieron la ley por formar partido racial, su delito habría sido político y aun así terminaron masacrados (1912) a pesar de la clara letra constitucional. Para la década en que "la nación cultural está a punto de cuajar", la pena de muerte extrajudicial campeaba por sus respetos.

10. La negación absoluta del hombre cívico pasaría por la educación jesuita, que inculca "el pesimismo cristiano sobre el hombre después de La Caída". A esto se sumaría el carácter metafísico de la revolución cubana, que sería tan solo "concepto taumatúrgico en boca y en manos (de) Fidel Castro". Tantas vueltas por "la vieja España catolizante" para volver al punto de que la revolución cubana es la revolución de Fidel Castro… ¡y no darse cuenta de que, por tanto, Fidel Castro hace con ella lo que le venga en ganas! Es falacia de petición de principio sostener que el castrismo "es, pese a su medio siglo, bien extraño a Cuba", porque ningún país tiene derecho a descargar por tanto tiempo sus faltas en el gobernante. Y bajarse de paso con que "asociar el destino de la nación con un individuo" no se había producido "nunca antes" se aleja demasiado de una nación que viene girando hace más de un siglo en torno a Martí.

Malestar de la cultura

El castrismo cultural cree que opera "en términos de identidades profundas" por abordar la sequía "de ritmos musicales" en Cuba, la impotencia de "la Esparta tropical (frente a) una mentalidad gozadora" y que un matancero del siglo XIX sería "el primer travesti" en este hemisferio. Todo para presentar al castrismo como "forzada invención histórica del último medio siglo", que no tiene de donde agarrarse culturalmente para su legitimación.

No es lícito tildar primero de premoderno al castrismo y coger después por los pelos el "velo de ignorancia" de John Rawls y el "diálogo" de Jurgüen (sic) Habermas para urdir la solución del problema de legitimación con arreglo a "la planta cultural cubana" y con ánimo "de desplazar el poder y la legitimidad hacia abajo". En la modernidad solo tienen fuerza legitimante las premisas y reglas comunicativas que señalan si el pacto social se acordó entre personas libres e iguales o es mero consenso forzado o contingente. Nada ver que con "plantas culturales" que prescriban determinada identidad común y certifiquen contenidos, sino con las condiciones formales de la justificación del orden político. Tal es el sentido del "velo de ignorancia" de Rawls, que como idea regulativa se puede rastrear hasta el estado de naturaleza de Thomas Hobbes (Cf.: Jürgen Habermas, "Problemas de legitimación en el Estado moderno", Merkur, XXX, enero de 1976).

Amén de que hasta Juan Jacobo Rousseau sabía que nunca hubo ni habrá jamás una verdadera democracia de abajo arriba, Habermas deja claro que el diálogo por sí mismo nada garantiza: "la libertad decae sin las iniciativas de una población acostumbrada a la libertad" (Cf.: Facticidad y validez, 1992). A falta de tradiciones de libertad, como consecuencia del orden político castrista, el castrismo cultural no puede generarlas con ningún proyecto de nación. Al menos los rasgos del totalitarismo indican por dónde deben ir los tiros: suprimir el régimen político de partido único, abrogar el delito de Propaganda Enemiga y así en sucesión. El castrismo cultural no tiene salidas prácticas. Desde su perspectiva lo único que revocaría el castrismo sans phrase sería viajar en el tiempo al otoño de 1899 e impedir que Ángel Castro Argiz aborde en La Coruña el vapor francés Mavane con destino a —como decía ese gallego maléfico— la "Isla de los Asombros".

http://www.cubaencuentro.com/cuba/articulos/siluetas-intelectuales-el-castrismo-cultural-263015

EL CAFÉ MEZCLADO

EL CAFÉ MEZCLADO19-05-2011.León PadrónActivista Pro

(www.miscelaneasdecuba.net).- La subida del precio del café en el mercado internacional le fue propicia a las autoridades cubanas para poner en marcha un plan de distribución a la población de una nueva versión del café mezclado.

El nuevo producto, ahora a un precio de 4$ cada paquete, horroriza a la población cubana, la que de nuevo enfrenta un desafío para readaptar su maltrecho , atrofiado con la pésima calidad de la inmensa totalidad de los alimentos que consume. Y es que este "café" dista mucho del delicioso placer que necesita cada cubano al levantarse en la mañana.

La mayoría de la población se queja de lo difícil que resulta colar esta mezcla de café "mistificado" en los rudimentarios artefactos llamados cafeteras. Al parecer no aptas para tanto chícharo.

La broma de que resulta imposible hacer un potaje en una cafetera, andan de boca en boca, constituyendo una crítica que vislumbra las molestias que ha causado esta nueva oferta que, sustituye al anterior, -dicho sea de paso- bautizado por con el nombre de cafetín que, aunque mezclado, tenía una mejor calidad que este sustituto.

Ahora, la nueva oferta con un 50% de sucedáneo, llamase chícharo, aunque algunos aseguran que también lo mezclan con semillas de aguacate, es el centro de preocupación de todos los que gustan en deleitar un aceptable sabor y aroma. Y hasta menguar un pequeño dolor de cabeza que muchos aseguran padecer a falta del café.

Irónicamente, el nuevo producto, ofrecen algunas recomendaciones a los consumidores que viene plasmado en el embalaje de nailon, y que reproduzco íntegramente…… Para su elaboración; el añadir no sobrepasará la válvula de la cafetera; el café que usted añada en el colector nunca debe ser comprimido; coloque la cafetera sobre la hornilla a fuego lento.

Para un país netamente cafetalero cuya producción hasta el año 61 de más 60000 toneladas lo ubicaba entre los tres países más productores de café en América, tener que tomar por café un caldo prieto que mataría del susto a cualquiera de los catadores dedicados a tomar el pulso de la calidad de este producto, constituye un claro retroceso hacia la involución de la isla que se une a la falta de leche, carne de res, pescados y mariscos. Amén de la caída de la producción azucarera que nos ha obligado a importar azúcar del Brasil.

Al monumento de este inmenso fracaso se une ahora la falta de calidad del humilde buchito de café que, en nuestro país se convirtió en el desayuno con que cada uno de sus ciudadanos inicia sus labores diarias.

El adúlteramente mezclado se convirtió en el más terrible sufrimiento de los tantos desgajes tolerados por los habitantes de esta isla en detrimento de la peculiaridad caribeña."

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/article.asp?artID=32333

Google Adsense

Calender

May 2011
M T W T F S S
« Apr   Jun »
  1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31  

Google Adsense

Meta