News and Facts about Cuba

El Diferendo Cuba-EUA y El Problema Cubano

El Diferendo Cuba-EUA y El Problema Cubano
[25-12-2014 08:45:50]
José Hernández Fonseca

(www.miscelaneasdecuba.net).- Existe una confusión –generalizada entre
los observadores no cubanos– de la especial situación que se ha
generado a partir del acercamiento entre y Cuba. Se trata
de la mezcla que se hace entre el llamado “problema cubano” y el
tradicional “diferendo que existe entre Estados Unidos y Cuba” que
rebasa el medio siglo de existencia. Ambos asuntos lógicamente que están
relacionados, pero son de naturaleza y esencia totalmente diferentes.
“El problema cubano” es el nombre genérico de la especial situación por
la que atraviesa la isla desde que tomó el poder “por la
fuerza” (como a él mismo le gusta decir) hace hoy casi 56 años. Este
“problema”, para los simpatizantes de la dictadura cubana –en general
personas de izquierda– es algo “positivo y casi providencial”, mientras
que para la gran mayoría del pueblo de la isla –y para más del 20% de
la población cubana obligada a exiliarse– (o “emigrar”, como la
dictadura le llama) es una situación deplorable que ha destruido al país”.

“El diferendo entre Cuba y los Estados Unidos” por su parte, es el
complejo de relaciones deterioradas entre ambos países –también desde
que Fidel Castro tomó el poder en Cuba– a partir de su filosofía
anti-norteamericana manifestada por escrito por el líder cubano incluso
antes de arribar al gobierno y que provocaron los hechos que llevaron al
rompimiento de relaciones diplomáticas, en parte por la confiscación sin
compensaciones de las propiedades y negocios de ciudadanos de EUA en la
isla (razón que también provocó el ) y en parte por el apoyo de
EUA a la oposición cubana en sus intentos de derribar el gobierno por la
vía beligerante, durante la guerra civil de las dos primeras décadas del
gobierno comunista cubano.

Se puede decir entonces que el “diferendo entre Cuba y EUA” es uno de
los resultados más conocidos del “problema cubano”, pero no es el único
y ni siquiera es el más importante, aunque se le considere la arista más
conocida, sobre todo internacionalmente. Siendo “el problema cubano” el
causante real del “diferendo Cuba-EUA”, tiene cierta lógica relacionar
la solución del diferendo entre ambos países con la solución del
problema que le dio origen y esa es la clave de las inferencias
equivocadas que se hacen sobre el tema de este análisis.

El “problema cubano” ha traído un sinfín de consecuencias fuera del
“diferendo Cuba-EUA”. El castrismo es sobre todo la implantación de una
dictadura totalitaria contra la sociedad cubana de la isla; es la
estatización forzosa de todos los negocios dentro de Cuba sin mirar su
nacionalidad (no sólo los norteamericanos han sido confiscados, a los
cubanos, españoles, y en general, todo dentro de la isla ha
sido violentado económicamente; es también la interferencia política y
militar en los países latinoamericanos, a los cuales Cuba envió
guerrillas a imponer una guerra de conquista, para someterlos a un
régimen comunista como el de la isla.

Como se deduce de lo anterior, el tema que ha afectado a los cubanos, a
los estadounidenses y a todos los latinoamericanos. No es el “diferendo
Cuba EUA” sino el “problema cubano”, la “gran madre” de los problemas
que todavía afecta a Latinoamérica en general y a los Estados Unidos en
particular. Como que EUA –por su poder mundial en todos los órdenes–
había impuesto sanciones políticas y económicas a la dictadura cubana
(como reacción a las confiscaciones de parte del régimen castrista) en
la población de la isla había la esperanza de que, cuando EUA decidiera
negociar con la dictadura las diferencias entre ambos países, incluyeran
en sus negociaciones elementos que facilitaran también la solución del
“problema cubano” en la certeza de beneficiar también sus propios
intereses, al ayudar a resolver una problemática que ha dejado sentirse
dentro de EUA y de Latinoamérica de forma negativa.

Hay que reconocer que es prerrogativa de cada país velar por sus
intereses, por encima de los intereses foráneos, sobre lo cual no
tenemos ninguna duda. Sin embargo, para muchos la continuación del
“problema cubano”, reforzado por las grandes ventajas que sin dudas
obtiene la dictadura como resultado de las negociaciones entre Raúl y
Obama, redunda en una desventaja para los propios intereses
norteamericanos dentro de su país, así como en el resto de
Latinoamérica, donde la influencia de la dictadura castrista se hace
sentir con mucha fuerza.

Es verdad que la negociación conducida por el equipo de Obama –según se
ha dicho– vio en este camino la forma de poder “entrar” en la isla, con
vistas a influir de manera cercana y determinante en los acontecimientos
que están por venir, relacionados al relevo generacional que está
próximo a darse dentro de Cuba. También es verdad que un grupo grande de
hombres de negocios cubanos y cubano-americanos ha estado propugnando
una solución de este tipo, en la seguridad que la influencia que esos
empresarios (exiliados cubanos) será decisiva ante los futuros
dirigentes de la isla en la transición que se avecina, a la muerte de
los Castro.

No cabe dudas tampoco que la “movida” que se promueve dentro de la isla
con este cambio sustancial en las relaciones Cuba-EUA reserva las
sorpresas propias del final de este sonado fracaso en los órdenes
económicos (la sociedad socialista cubana no produce, es parásita por
naturaleza), políticos (una larga y cruel dictadura totalitaria de más
de medio siglo), social (más del 20% de la población cubana se ha visto
en la necesidad de exiliarse y el resto que permanece en la isla, tiene
como objetivo prioritario hacerlo de inmediato) y moral (la sociedad
socialista cubana tiene como único principio el “sálvese quien pueda”),
donde “todo” es posible.

Considero pertinente decir ahora que sé muy bien la posición actual del
gobierno y la élite norteamericana, jerarquizando mucho más la
estabilidad dentro de la isla que la derrota del totalitarismo (evitando
un éxodo balsero) así como reconozco la dificultad que ha tenido la
oposición política cubana de dentro y fuera de Cuba para configurarse a
los ojos de EUA –y del resto del mundo, Europa y Latinoamérica
incluidos– como una opción confiable de poder, capaz de impedir la
infiltración del narcotráfico en la futura estructura del gobierno de la
isla, razón probable por la que EUA ha reconocido a la dictadura y el
férreo control que ejerce en todo el territorio nacional y sus aguas
adyacentes, evitando las sorpresas de un futuro incierto.

Sin embargo, desde esta columna vemos críticamente como EUA ha
desperdiciado sus mejores armas de negociación entregándoselas a la
dictadura cubana sin pedir nada a cambio. He leído artículos que
defienden este proceder como la mejor manera de influir dentro de la
sociedad cubana para jerarquizar el cambio hacia una sociedad
democrática, lo que, desde mi personal punto de vista, hubiera sido
mejor ejecutado llevándolo a la mesa de negociaciones con la dictadura,
proponiéndoles el levantamiento de sanciones por “la” democratización.

Creo que de la manera como se han hecho las cosas, EUA pretende
preservar “parte” de sus intereses (solamente una parte de ellos, porque
el castrismo es un peligro político potencial mayor que el narcotráfico,
como lo demuestra la infiltración del castrismo en , Ecuador,
y Nicaragua, siguiéndoles muy de cerca Brasil, Argentina,
Uruguay, y El Salvador) al intentar resolver su diferendo con la
isla. Adicionalmente, me gustaría leer de parte de los defensores de las
actuales negociaciones Raúl-Obama, una secuencia razonada y lógica de
acciones que, partiendo de entregar las cartas de negociación que EUA ha
entregado a los hermanos Castro sin pedir nada a cambio, nos lleve en un
tiempo razonable a la democratización de la isla, única manera de
solucionar el “problema cubano”, sus consecuencias para su sufrido
pueblo y la estabilidad democrática de toda Latinoamérica en lugar de
resolver sólo el “diferendo Cuba-EUA”, como se pretende hacer con estos
acuerdos.

Source: El Diferendo Cuba-EUA y El Problema Cubano – Misceláneas de Cuba

http://www.miscelaneasdecuba.net/web/Article/Index/549bc0ae3a682e09c836bdf9#.VJv8Q14Ak

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Follow Us
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusCheck Our Feed
Calender
December 2014
M T W T F S S
« Nov   Jan »
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31  
Donate for Servers
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Cubaverdad on Twitter
Tweets by @Cubaverdad
Archives
Meta