News and Facts about Cuba

Carta abierta al Secretario de Estado – GUILLERMO I. MARTÍNEZ

Carta abierta al Secretario de Estado
GUILLERMO I. MARTÍNEZ

Excelentísimo John Kerry,

Secretario de Estado,

de América

Estimado Sr. Kerry:

Mañana va a ser un día muy especial. Su visita a Cuba es la primera por
un Secretario de Estado en 70 años. Oígalo bien, la primera en 70 años.

La última en 1945 fue cuando Edward Reilley Stettinius visitó Cuba. La
Segunda Guerra Mundial estaba por acabar y Cuba había sido uno de los
más leales aliados de los Estados Unidos en el Hemisferio Occidental.

Cinco años antes –del 19 de julio de 1940 al 1ro de agosto de este mismo
año– Cordell Hull estuvo en Cuba.

Estas dos visitas son importantes pues marcan el principio y el final de
la Segunda Guerra Mundial. Mañana su visita tiene un tono menos
importante. Usted va a izar la bandera de Estados Unidos en su recién
abierta embajada en La Habana.

Como dijera la estación de televisión KTLA en Los Angeles: “Una
delegación cubana de diplomáticos, artistas y veteranos de la Revolución
van a celebrar (la reanudación de las relaciones entre los dos países
después de más de 55 años). Estas 500 personas y otros invitados se
tomarán sus buenos mojitos con el ron Havana Club”.

¡Qué horror, su Excelencia! Usted no honra los principios esbozados por
los fundadores de esta gran nación.

Sus predecesores fueron a visitar a al primer aliado en el hemisferio en
unirse en la lucha contra Japón y contra los nazis. Usted a izar una
bandera y a tomarse unos mojitos.

Entiendo que esto no le parezca mal a un funcionario que trabaja para un
obstinado en dejar como legado que reestableció relaciones
diplomáticas con Cuba. No importa todos los obstáculos y burlas a los
principios democráticos que emanan de La Habana.

Desde el anuncio del 17 de diciembre, Raúl Castro ha dejado bien claro
que el gobierno comunista de Cuba no va a cambiar. Va a seguir
controlando todos los negocios que produzcan divisas y van a seguir
propinándole golpizas a todo que ose protestar en público.

Estoy seguro, Sr. Secretario, que alguno de sus asistentes ya le ha
dicho que desde que el presidente Barack Obama hiciera público su deseo
de reestablecer relaciones con Cuba, el gobierno de La Habana ha
duplicado sus medidas represivas contra los disidentes.

Informes confiables de Cuba nos dicen que los turbas de maleantes
procastristas han golpeado, maltratado y ayudado a la policía a arrestar
y amedrentar a aquellos que exigen para el pueblo cubano. Desde
el día del anuncio el número de personas arrestadas o golpeadas por el
régimen se ha duplicado.

Me perdona, Sr. Kerry, pero no he le he oído protestar por estas
violaciones de los .

Recuerdo que algún funcionario de su departamento dijo algo al respecto,
pero nada de peso. Nada que pudiera ofender a los amos de Cuba.

Todo esto tiene peste.

Y le ruego me disculpe mi poca diplomacia. No hablo francés y además no
represento a nadie. Soy un simple periodista nacido en Cuba que vino a
este país hace 55 años este 20 de agosto. Le agrego que siempre he amado
a mis dos países: a Cuba, donde nací, y a Estados Unidos, donde he
vivido la mayor parte de mi vida.

Es por esto, Sr. Kerry, que hoy estoy llorando.

Lloro porque usted no ha dado ningún indicio de que está dispuesto a
reunirse con los disidentes en Cuba. Una predecesora suya utilizó una
palabrota al hablar de lo que habían hecho los aviones cubanos al
derribar a dos avionetas de en el Estrecho de la
Florida matando a cuatro personas –tres de ellas ciudadanos americanos–
en 1996. Ella utilizó la palabra co… y eso es lo que se necesita hoy
para pararse frente a los gobernantes de Cuba y exigirles que no violen
los derechos humanos de un pueblo.

Usted no parece tener el pundonor de sus predecesores que siempre han
sabido defender los principios de esta gran nación al enfrentarse al
enemigo.

Y no lo dude, Sr. Kerry. Cuba es enemiga de Estados Unidos. Si puede, va
a ser aliada de Irán. Y ya Rusia ha comenzado a ver cuándo, cómo y dónde
abren una base a pocas millas de Estados Unidos.

Pero su presidente y usted, Sr. Kerry, han decidido que ya es hora de
izar la bandera de Estados Unidos en el Malecón habanero. Ustedes han
decidido darle la mano y compartir unos tragos con 500 dignatarios del
régimen cubano. Es posible que los cinco espías condenados por Estados
Unidos estén en esa función. No se olvide darles la mano a ellos también.

Lo único que podría mitigar el daño que usted hace es si se atreve a
exigir reunirse con los disidentes cubanos. Reúnase con ellos y dígales
que los americanos amantes de la democracia creen en ellos. Dígale que
Estados Unidos espera que un día de estos Cuba vuelva a ser un país
democrático.

El pueblo de Cuba se lo va a agradecer.

Atentamente,

Un cubanoamericano que ama a los dos países con todo su corazón.

Source: GUILLERMO I. MARTÍNEZ: Carta abierta al Secretario de Estado |
El Nuevo Herald –
http://www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-blogs/opinion-sobre-cuba/article30919869.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Follow Us
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Google PlusCheck Our Feed
Calender
August 2015
M T W T F S S
« Jul   Sep »
  1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31  
Donate for Servers
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Translate
EnglishFrenchGermanItalianPortugueseRussianSpanish
Cubaverdad on Twitter
Tweets by @Cubaverdad
Archives
Meta